Últimos temas
» St. Monica University [Elite]
Mar 16 Dic - 0:37 por Invitado

» darkness it all || normal
Miér 19 Nov - 12:40 por Invitado

» Deus ex Heros {Élite}
Dom 28 Sep - 13:54 por Invitado

» Crónicas de Etribia [Afiliación Elite]
Vie 5 Sep - 19:38 por Invitado

» The Mirror Of Erised [Cambio de Botón - Elite]
Vie 15 Ago - 14:44 por Invitado

» —VERDAMMNIS ; ROL YAOI + 18 ♥ — CAMBIO DE BOTÓN (ÉLITE)—
Dom 10 Ago - 10:46 por Invitado

» Super Famous In Korea [ Élite - Cambio de botón ]
Jue 31 Jul - 19:24 por Invitado

» Destiny Gates {Elite}
Miér 30 Jul - 21:25 por Invitado

» Only boys in London [Afiliación Élite]
Miér 30 Jul - 21:08 por Invitado

» DARK ANGEL LIBERTY {NORMAL}
Miér 30 Jul - 16:21 por Invitado

Hermanos



Directorios




Élite

SKIN CREADA POR K❂

Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Dom 2 Feb - 23:35



Could you help me?
Se sentó unos minutos en la cama recientemente llegada hace unos días. Las primeras 72 horas en la ciudad habían sido un completo caos empezando desde la llegada al aeropuerto con la perdida del equipaje y terminando por último con la perdida de su reservación en el hotel de la ciudad, por suerte sus compañeros de fraternidad parecían muy amables al acogerla unos días hasta que ella pudiera encontrar lugar donde vivir.

La búsqueda fue intensa. Le tomó un día completo encontrar una casa que diera con sus comodidades, no quería ni algo tan grande porque sabía que no pasaría todo el tiempo allí además no tendría tiempo de limpiar ni tampoco algo pequeño, le aterraba los espacios cerrados, no podría imaginar vivir en una sola habitación.  Una compañera de su clase, procedente de Italia al igual que ella, le recomendó un lugar, había una parte de la ciudad donde por lo general no habitaban familias, en su mayoría eran estudiantes de intercambio, otros docentes o personas que tal vez habían llegado a la ciudad por alguna razón.
Lo que parecía sin tener resultados al finalizar el día los tuvo, encontró un lugar, espacioso pero no gigante, un lugar de su estilo, moderno, sobrio y sobre todas las cosas apto para una persona. No dudó ni un segundo y dio el si ante la compra del lugar.
Le tomó dos días amueblarlo como realmente deseaba, no tardó mucho en encontrar todo lo necesario o mejor dicho lo que necesitaba para sentirse cómodamente en la ciudad.

Buscó un Libro rápidamente y lo tomó entre sus manos, sin antes leer el dorso, posó sus manos sobre el lomo de este y comenzó a leerlo.  No tardó demasiado, en menos de medía hora había devorado aquel libro por la mitad. Era interesante y más que nada le llamaba la atención sabiendo que la historia se basaba en su ciudad.


-Que mierda. – sintió parpadear las luces de su habitación cuando de repente todo se apagó rápidamente. Era lo último para terminar la semana. –Dios, ¿hice bien en venir? – Se levantó de su cama tomando sus pantuflas rápidamente. Se asomó por la ventana, la ciudad se encontraba iluminada, era tan solo ella quien no tenía luz. ¿Las razones?, no había razones tan solo tenía mala suerte.  No podía quedarse en aquella situación, no tenía ni siquiera algo que prender, una luz de emergencia o tal vez una vela. Claro, tendría de aquello si fuera que hace años que vive allí, pero la respuesta era evidentemente negativa, no tenía nada.  Tomó un sweater de lana largo hacía las rodillas, que tratara al menos de taparla por completo, la calefacción comenzaba a bajar y con ella el frío era más evidente en la habitación.  Tomó sus llaves, estaba obstinada, no se quedaría allí y menos de aquella manera, no quería morir congelada.  Salió por la acerca de su casa, mojándose las piernas con poca nieve que quedaba en la ciudad. Dio unas cuantas vueltas decidiendo que hacer, hasta que observó desde el jardín la casa continúa a la suya. Tubo  coraje, tal vez fuera una de esas  ancianas sociables, si podría imaginar sin dudas a una mujer así saliendo de esa casa. Tocó la puerta cruzándose de brazos tiritando de frío esperando alguna respuesta.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Vie 7 Feb - 1:47

Con el agua hirviendo se dispuso a preparar su tan deseado café, ya habia olvidado cuantas tazas se habia tomado en el trascurso del día, ese era su mayor vicio y se negaba a dejarlo. Quizás su insomnio se debía a las altas dosis de cafeína o simplemente a que odiaba quedarse en una cama sin nada que hacer, esperando a que amaneciera y así poder comenzar su día. Fuera lo que fuera, también eso lo tenía sin cuidado, desde hacía mucho que habia dejado de preocuparse por eso y simplemente se acostumbró a vivir con ello.
Después de tener su taza de café en la mano camino en dirección a su estudio, el lugar de aquel apartamento donde más tiempo pasaba. Ya habia preparado las clases para la siguiente semana y ahora se disponía a seguir con la lectura de aquel libro que tan interesado lo traía. No le gustaba el romanticismo, de hecho, no lo soportaba; pero aquella novela tenía algo que le hacía querer volver a leerla una y otra vez, descubriendo todos los detalles que el autor queria expresar con aquella impecable escritura. Sabía bien que no podía cerrarse a otras obras solo porque aquellas que son de amor y todas esas tonterías lo hicieran casi vomitar, en su ámbito laboral tenía que tener la mente abierta a todo tipo de propuestas y era por eso que habia empezado por aquella, un clásico, si es que se debe catalogar de alguna forma, Orgullo y prejuicio era una obra que tendría que leer sin excusas y allí estaba, inmerso en aquella historia y completamente atraído a esta.

Se habia sumido en la historia, tanto que perdió la noción del tiempo, solo un molesto ruido hizo que regresara a la realidad. No esperaba visitas, de hecho, no tenía por qué tenerlas, en esa ciudad conocía a muy pocas personas y lo último que queria era perder sagrados minutos con quien sabe quién que se habia equivocado de casa. Tuvo intención de dejarlo pasar, de no ir a atender, pero el suave golpeteo le dijo que tenía que ir, quizás, solo quizás, fuese algo importante, tampoco podía ser un cabron con todas las personas.
Sin más y con libro en mano, se dirigió hacia la puerta principal, a paso lento y perezoso. Coloco el libro en la mesa al lado de la puerta y sin detenerse a mirar por la mirilla abrió esta.
Afuera hacia un frio atroz, sus pies descalzos pudieron experimentarlo, además que la camisa que llevaba puesta apenas lo abrigaba. Quiso cerrar la puerta en las narices de quien fuera que estuviera allí, pero se contuvo… Y se vio premiado al momento en que diviso la delgada y delicada figura que estaba parada en su porche, con nada más que un sweater para abrigar ese increíble cuerpo que sabía estaba bajo toda aquel hilo y lana, pero solo fue un rápido vistazo para darse cuenta que no era más que una chica – oh, esta si es una sorpresa – murmuro, fingiendo un poco de exasperación y, es que sí, no entendía que hacia aquella chica con tan poca ropa parada en la puerta de su casa – ¿te has perdido?, quizá en otro momento podría ayudarte a encontrar tu camino a casa, pero en este momento resulta que estoy un poco ocupado – observo a la deslumbrante rubia, ¿o era castaña?, no importaba, por lo que podía ver era mucho menor que él y no tenía intención de hacer de niñera esa noche – ¿y bueno? – pregunto, cruzándose de brazos en el umbral de la puerta y mirando fijamente a la chica frente suyo, no tenía intención de alargar las cosas por lo que iría directo al grano y luego, la haría regresar por el camino por el que habia llegado.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Sáb 8 Feb - 17:29



Could you help me?
Se sobresaltó de repente. Un auto había parado en la misma dirección en la cual se encontraba. Tal vez estaba perdido o peor, quien bajaba de ese auto podría ser dueño de la casa a la cual estaba tocando la puerta. ¿si se asustaba? O si ¿llamaba a la policía?, no conocía realmente el sistema de como era la gente en aquella ciudad. Tocó nuevamente un poco más bajo, el auto de repente se fugó de allí, al fin pudo respirar tranquilamente. Podría a ver pasado cualquier cosa en ese instante, su facha no era muy buena, tampoco ayudaba el hecho de estar a oscuras, sin contar la diferencia de horario, le ha hecho perder la noción del tiempo. Se dio media vuelta antes de volver a tocar, no quería molestar, era nueva en aquel lugar y lo que menos quería cargar era con problemas, sería mejor volver a su casa, tomar un poco más de ropa y salir de allí hacia un lugar más cómodo y con luz. Ahora entendía los problemas que sufría de pequeña a causa de la oscuridad.

De pronto siente abrir la puerta, lo que era calma resulto nuevamente problemático, hubiera esperado a alguien de cabello canoso y sonrisa risueña saliendo de allí, pero encontró todo lo contrario. Un hombre, demasiado varonil, de aspecto rudo pero demasiado atractivo, ya sea por sus rasgos o sus ojos, no sabía muy bien que llamaba la atención de aquella castaña.
Confirmó sus sospechas era en si un lugar de gente solitaria. Sin quedar como una burda sonrió a este estirando su mano en forma de saludo. –Lo siento si interrumpí tu.. – se estiró un poco para divisar lo poco que se veía allí adentro. –lo que estés haciendo. – sonrió un poco nerviosa moviendo sus pies ante el frío que sentía, ya estaba congelándose cual muñeco de nieve. –Me llamo Venecia, soy su vecina y como se me ha cortado la luz, me preguntaría si pudiera utilizar tu teléfono para llamar o algo así – se vio obligada a mirar la su figura, era demasiado atractivo, realmente no sabía que estaba diciendo, se sentía incomoda en aquella situación que ni ella hubiera imagino, se miró como pudo, se dio cuenta que no debía a ver salido de aquella forma, además lo del teléfono había sonado la excusa más idiota del siglo. ¿A quien llamaría?, ni siquiera tiene familia alguna, esta sola en aquel mundo.
Se cruzó de brazos y miró al joven alzando una ceja. –en realidad si debo serte sincera, no tengo a quien llamar, soy nueva en la ciudad y sino te molesta compartir un poco de luz, hasta que la mía regrese, no tomará mucho tiempo, supongo. – faltaba poner cara de perro mojado con tal de convencerlo. –un favor para una nueva en la ciudad ¿si?. – se rió ante el último comentario, de inmediato el color volvió en si, sus mejillas se volvieron rojas como tomate, no era buena manera de conocer vecinos de aquella forma.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Sáb 15 Feb - 1:55

Enarcando una ceja se cruzó en su camino, ¿qué era lo que estaba buscando esa chiquilla?, le molestaba el hecho que se creyera si quiera con el derecho de husmear en su propia casa o quizás simplemente fuera el hecho de que era tan malditamente atractiva que no podía despegar los ojos de aquellas gráciles piernas, era toda una tentación y estaba parada en el umbral de su casa como su la hubiesen enviado especialmente para él.
Se mordió el interior de la mejilla y mantuvo una expresión estoica, lo último que necesitaba en ese momento sería una demanda por acoso o algo parecido.

¿Se le habia cortado la energía?, ¿y se supone que debía creer aquel cuento? Frunciendo el ceño la observe un poco más, no la habia visto antes por el barrio así que no estaba completamente seguro si era vecina o no, además, aquella forma de vestir no era propia para una mujer y mucho menos para el clima. En todo caso, también estaba la posibilidad de que todo aquello solo fuera una treta para poder entrar en su casa y robar, nunca se está de más ser un poco paranoico y, considerando los hechos, no estaba del todo errado, después de todo, ¿qué tipo de persona toca a tu puerta medio desnuda en una noche helada para pedir prestado el teléfono?, alguien que no esté muy bien de la cabeza o tenga otro tipo de intenciones, o alguien a quien se le ha cortado la energía y necesita un poco de ayuda.

Se cruzó de brazos y no aparto la mirada de la castaña, porque sí, ya habia decidido que se trataba de una castaña malditamente atractiva, ¿y si realmente necesitaba un poco de ayuda? Al parecer y según por lo que ella decía, era nueva en la ciudad, hecho que podía constatar al escuchar aquel acento marcado en su inglés, no podría estar del todo seguro pero quizás, ni si quiera era del país. Así que Dante, aun con renuencia, decidió creerle, después de todo no parecía ser muy peligrosa, era casi la mitad de él y seguramente no podría guardar muchas armas bajo aquel sweater. Mirando hacia ambos lados de la calle decidió que la dejaría pasar, tomaría el riesgo, no solo de estar cayendo en alguna clase de trampa, si no también de dejar pasar al diablo a su casa, a la propia tentación vestida con la ropa que podría protagonizar muchas de sus fantasías.
Tragando fuerte, se hizo a un lado, pensando en que quizás pudiera ser un poco amable con ella - bueno, no todos los dias vienen mujeres a mi casa, medio vestidas pidiendo que les preste el teléfono - se excusó, aunque no habia necesidad de hacerlo, aun así, la noto tan tensa que quiso intentar algo, comprobando casi al instante en el que las palabras salieron de su boca, que no habian sido las indicadas pues estaba admitiendo que no podía dejar de ver las interminables piernas bajo el sweater - no sé qué podrías hacer aquí mientras esperas a que el problema se solucione por si solo - refunfuño caminando hasta la cocina, donde tomo el termo donde guardaba el café y se sirvió una taza - pero no quiero perderte de vista - le lanzo una mirada que la retaba a contradecirle, después de todo era ella quien estaba en su territorio - aun no confió en ti - se encogió de hombros, definitivamente, no se le daba muy bien el ser amable y mucho menos el decir algo que no pensara, decidió simplemente no fingir - así que, ¿Venecia? - hablo a modo de pregunta, enarcando ambas cejas; no recordaba muy bien el nombre que habia dicho pero suponía que era ese - ¿de dónde eres?... ummm y mientras hablas, deberías buscar en la guía amarilla alguien que pueda ayudarte con ese problema tuyo - con la mano que tenía la taza de café le indico la pequeña mesa que tenía un teléfono inalámbrico y una guía telefónica - ¿quieres un poco de café? - termino de decir, tomando otra taza por si decidía aceptar.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Sáb 22 Feb - 2:29



Could you help me?
Sintió un nudo en su garganta, aquellos que se sentían por estar bajo presión, y vaya que si lo estaba. La castaña estaba enfrente de un sujeto que apenas conocía y tan solo pedía ayuda de su parte y del otro lado casi no recibía la misma respuesta, muy pocas veces Venecia conocía el tipo de personas de aquel pelinegro, siempre trataba de ser educada, de no hablar por demás, de caer bien si hace falta pero aquel con tan solo hablar la sacó de su eje en si. Sin saber muy bien que hacer, tal vez corría el riesgo de entrar, la situación resultaba embarazosa o mejor dicho la remontaba aquel cuento de pequeños, “el lobo y la pobre caperucita”, había llegado hasta aquel tipo de comparación. Su mente estaba jugando una mala pasada, de esas que te deja dudando si realmente eres consciente de lo que es, y claro realmente no lo era.

Con la voz temblorosa y casi tratando sonreír se adentró unos pasos hacia la casa, se veía elegante, bien decorada, de buen gusto.
–Gracias, eres muy amable. – las últimas palabras la dejó pensando, ¿realmente sería amable?, era cuestión de averiguar. Una vez adentro pudo sentir realmente el calor de hogar, frotando sus manos congeladas rápidamente sacando el frío de su interior. Lo dejó hablar, sabia que podía decir cualquier barbaridad, cualquier palabra que la cague y termine siendo echada a patadas de allí adentro. Lo siguió rápidamente hacia donde se dirigía, una pequeña cocina la cual estaba igual que todos los sitios, ordenada. Rodeó una de las mesas y se encontró nuevamente con su mirada, sonrió a este de costado. –lo siento no se que quieres decir por aquello, tan solo vine en busca de ayuda, resulta ser que soy demasiado mujer como para contestar algunas de tus preguntas. – ¿de verdad lo estaba diciendo? ¿a caso lo estaba retando? Vamos, el estaba tratando en su modo porque debía fingir ahora ser amable y tener clase cuando no lo estaba teniendo conmigo.

Chasqueó su lengua rápidamente lo observó y luego suspiró. Nunca había tratado con tipos así, soberbios pero a la vez difíciles de entender, era de una mezcla rara en si. –yo no confío en ti, estamos a mano, ¿No te parece?. – evitó reír ante el comentario, estaban ambos en la misma situación ella era una extraña en la casa de el y el era un extraño quien aceptaba abrirle la puerta a una desconocida. –si, has dicho bien mi nombre. – tomó asiento rápidamente casi sentándose el borde de la silla, sin parecer nerviosa aunque lo estaba. –Permiso. – tomó la guía y comenzó a buscar rápidamente por letra el numero del servicio de luz. No imaginaba como funcionaba allí el sistema, pero mientras más rápido termine el asunto más rápido se alejaría de aquella casa. –de todos lados, una historia larga, pero veo que no tienes tiempo para escuchar. – sonrió a este y asintió levemente al escucharlo hablar de la taza de café. –Soy italiana, por si te interesa saber, no pienso robar tampoco, es que si me sigues mirando así pensaré que soy ladrona o algo por el estilo. – trató de ponerle humor a la situación, esperaba que no lo tomara para mal ni mucho menos. –y llevo aproximadamente cinco días en la ciudad, por lo que si intentara robarte no sabría muy bien donde esconderme. – otra risa un poco mas sonara brotó de sus labios. Tomó los puños de su sweater y tapo la mitad de sus manos, vio la taza de café ya servida y sin más la tomó calentándose rápidamente. –podría preguntarte yo, claro si es que me dejas o si prefieres seguir con el interrogatorio no me enojaré. – lo miró curiosa y desafiante a la vez, ya se sentía desinhibida.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Dom 23 Feb - 23:08

Enarco una ceja, aun cuando parecía casi indefensa en aquel sweater su lengua podía llegar a ser bastante afilada, por supuesto, no esperaba que se tomara todas las medidas para contestarle de aquella forma y, considerando que ella era quien habia irrumpido en su casa, a altas horas de la noche y justo cuando intentaba concentrarse, no tendría consideración con ella, si pensaba que por el simple hecho de ser mujer y de aparecerse con las piernas desnudas y ya sabría ella que más tenia debajo, tenía que ayudarla, le informaría lo más pronto que no era así, Dante era todo lo que quisieran decir de él, pero el termino amable no entraba en la lista - Ya veo, pero aun así estas aquí en mi casa - entre cerro los ojos, fijando su gélida mirada en la castaña, indagándola, intentando entender que hacía en aquellas fachas pidiendo ayuda por un vecindario que, según habia dicho, apenas conocía - podrías ir a buscar ayuda a otra parte, ya sabes donde está la puerta - encogiéndose de hombros decidió que ya no le daría un poco de su valioso café pues lo único que estaba haciendo con su sola presencia era irritarlo, más cuando aquellas piernas seguían llamando su atención y su autocontrol estaba a poco de quedar de lado.

Suspiro frustrado, la castaña no parecía captar ninguna de las señales que él le presentaba, de hecho, parecía ser inmune a su mal humor; le sorprendió que de hecho intentara bromear al respecto y el escuchar su voz hizo que algo en su interior se removiera, y no ayudaba que la chica se hubiese sentado y que el sweater se levantara a la altura de sus muslos, donde podía ver un poco más de aquella espectacular piel y el borde de lo que parecía ser un pijama con tela casi traslucida que hizo que su boca se secara de inmediato. Maldiciendo en su interior se tomó el café de un solo sorbo y decidió que podía prescindir de un poco de su café, sirviendo el oscuro liquido en una taza y llevándolo hacia donde estaba la castaña, deposito la taza y un pequeño plato en la mesa frente a ella y se sentó en la silla que quedaba contigua a donde estaba Venecia. No habian pasado ni diez minutos y ya sabía más de la chica de lo que hubiera sabido de cualquier otra mujer a lo largo de su vida, cualquier otra que no le molestara recordar - este no es un concurso de preguntas y tampoco estoy deseando saber la larga historia de tu vida - descarto la idea con un ademan de la mano, esa era su forma de intentar evadir la tentación que suponía la castaña pero se dio cuenta que al estar tan cerca de ella, nada ayudaba el tener una mejor vista de sus piernas, así que sin ningún tapujo concentro la mirada en aquel punto, justo donde sus muslos se perdían bajo el abrigo - aunque quizás... - murmuro, dándose cuenta muy tarde de que habia hablado como para poder detener lo que tenía en la punta de la lengua - podria hacer una excepción - sonrió de lado para nada divertido - ¿acaso no alcanzaste a colocarte algo más presentable antes de salir de tu casa en busca de auxilio? - hablo, con el sarcasmo destilando en cada una de las palabras mencionadas, no estaba de humor para fingir amabilidad y tacto, simplemente fijo su mirada en las piernas de la chica y fue subiendo por su cuerpo hasta llegar al rostro, su sonrisa se extendió hacia un lado - ¿o eso - señalo el sweater y la delicada tela que se asomaba por debajo de este - es lo que usualmente usas? - se estaba pasando, y quizás en otro momento de su vida se hubiera detenido, pero hacía mucho tiempo que habia perdido el interés en aparentar amabilidad o de intentar serlo, se conocía por ser frio y poco delicado a la hora de hablar, sin importarle si quiera si se trataba de una mujer con la que estaba conversando, de hecho, las mujeres con las que se liaba siempre eran mujeres a las que les importaba muy poco como las llamase, estaba acostumbrado a ello y era Venecia quien se habia venido a meter a la boca del lobo.
Se inclinó hacia donde estaba la chica, quedando muy cerca de su cuerpo e invadiendo su espacio personal, extendiendo una mano se detuvo justo por encima de su muslo, sin llegar a tocarlo, antes de seguir hasta donde estaba el directorio, pasando las hojas y parando donde se leía de varios teléfonos a los que se podría llamar en caso de necesitar un profesional que pudiera ayudarte con algún tipo de problema eléctrico - ahí lo tienes, busca uno y llama - sin más, se levantó y se dirigió de nuevo hacia la cocina, a ese punto de la noche, podía sentir su miembro duro y necesitado, y eso que solo habia mirado un poco de piel y tela tras lucida, no queria ni imaginarse el verla desnuda y con el cabello extendido en su almohada, sonrojada y excitada.
No, definitivamente no queria hondar en aquellos pensamientos, no si queria mantenerse cuerdo por el tiempo necesario antes de que Venecia se fuera. Lanzándole una mirada sobre el hombro, quiso doblegarse a su belleza, pero conocía de antemano el peligro de ello. Lo mejor fuera que solucionara su problema y saliera de su vida.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Miér 5 Mar - 19:34



Could you help me?
Por primera vez se sentía demasiado curiosa. Curiosa por saber quien era tal vez aquel que intentaba ser la persona mas dura al hablar, aquel que reprochaba soberbia con cada frase que le hablaba a la castaña como si ella fuera culpable de cada uno de sus problemas, la verdad es que la intriga la iba a matar demasiado, sabía que no estaba bien llegar hasta aquel punto. La casa de alguien desconocido, ella vestida de aquella manera y el siendo el duro y apuesto hombre de película, era una total escena sacada del cine.
Sintió su respiración, tan cerca, tan profunda y solemne; sin inmutar nada dejo que hablara, dejo que arrastrara cada una de sus palabras con malicia, tal vez eso era lo que quería, desquitarse o tal vez no. Tal vez era así por pura naturaleza, como un animal, irracional al que ataca su presa sin pensarlo.
Aún no le había dicho su nombre, se lo había cuestionado dos veces en aquel lapso y aunque las bromas y risas no ayudaron seguiría sin decírselo por bastante tiempo. Lo miró fijo a los ojos tomando nuevamente la taza en sus manos dando un sorbo a la bebida oscura, casi escondiendo la mitad de su rostro dentro de ella. – Mi atuendo.. ¿Te molesta?. – preguntó desafiante, no sabía muy bien porque lo hacía y sin importar dejo pasar la pregunta como si nada, pues solo un idiota podría ver en plena oscuridad para cambiarse de gala y salir a la calle. Dejo la taza apoyada sobre la porcelana y se dedicó a hojear la guía con deprisa. –Lo siento, no sabía que era digna de vestir de gala para presentarme en la casa de un supuesto vecino y pedir ayuda. – le sonrió de costado volviendo a transformar su cara en seriedad, dio con el numero justo antes de volver a retomar la charla amena, o no tan amena, se supone que los Europeos eran los fríos y soberbios, no los americanos.

Se levantó de su asiento observando, tomó el teléfono a unos pasos de distancia, se iría como el quisiera de allí, lo más rápido posible. – permiso. – volvió con su forma educada, tomó el teléfono y espero a que el tono diera para marcar. Podía sentir su mirada detrás de ella sin embargo no le importo. Dio finalmente con el número marcado, sin embargo nadie contesto, se la pasó de aquella manera tres veces más hasta que finalmente desistió, sería mejor irse de allí, esperar afuera o quien sabe, recurrir a otro vecino más amable. – No atiende nadie. – colgó el teléfono y volvió a su lugar, a sentarse y mirarlo con cara de resignación alguna, sabía que no iba a apiadarse de ella. – Perdón por las molestias ocasionadas. – prefería no pelear, cuanto antes saliera sería mejor para ambos. Tomó el último sorbo de café y se levantó de allí alcanzándole la taza pequeña. –gracias de verdad. – estiro su mano en forma de gratitud, esperaba que el diera un paso al costado, que dejara toda esa soberbia innecesaria por un segundo y pudiera saludarlo como corresponde. –no se tú nombre aún, en realidad no me lo has querido decir, pero no importa ¿podrías abrirme la puerta mejor?. – tal vez la luz no volvería hoy, pero ya no importaba desde que había llegado a aquella ciudad no tardaba en nada para meterse en problemas, lo que menos quería ahora era tener vecinos de enemigos, se sentaría afuera por el tiempo que quedara a esperar antes que seguir discutiendo cosas sin llegar a algún motivo.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Dom 9 Mar - 2:20

La tasa que antes habia contenido su preciado líquido ahora descansaba vacía sobre el mostrador. Por alguna estúpida razón, ahora se estaba sintiendo un poco culpable por la forma en como habia estado hablándole a aquella chica, aun cuando ella no habia hecho nada más que pedir su ayuda. Claro, ella no tenía la culpa de haber llegado al lugar y en el momento equivocado, era nueva en el vecindario y, por lo que podía deducir, al parecer si tenía realmente un problema con la electricidad en su apartamento. Eso solo hacía que se irritara aún más, nunca se ponía a pensar en la forma de tratar a las personas, simplemente actuaba por instinto y ya estaba, si hería sentimientos o hablaba demasiado fuerte, ese no era su problema, esa era su forma de ser y, hasta el momento, no habia tenido problema con ello.
Pero ahora, y no sabía el maldito motivo, le estaba pesado la conciencia al ver a la chica, prácticamente dándose por vencida con él, no era para menos, hasta ese momento todo lo que habia hecho y dicho habia sido con la intención de sacarla corriendo de aquel lugar, pero ahora, cuando parecía que sus "esfuerzos" habian dado fruto, ya no queria que se fuera, al menos, no de esa forma.

Fue puro reflejo lo que lo hizo moverse tan rápido como pudo para bloquear la salida de la chica, claro que para ella paso casi desapercibido pues lo único que hizo fue extenderle la mano, en lo que supuso, sería una forma de tregua. bien, ese era el momento para enmendar las cosas; tuvo que morderse la lengua para no salir con uno de sus comentarios respecto al tener que abrirle la puerta, como si ella no pudiera, pero no lo hizo, la miro desde su altura y carraspeo sintiéndose incomodo, cosa que muy raras veces ocurría - bueno... - murmuro, extendiendo la mano y estrechando la de la chica - quizás he sido un poco arro... - mierda, aquello era mucho más difícil de lo que hubiera esperado, no estaba acostumbrado a reconocer sus errores, si se tiene en cuenta que muy rara vez se equivocaba o, si lo hacía, no valía la pena si quiera preocuparse por ello. Pero viendo aquellos ojos fue suficiente para saber que estaba haciendo bien, no queria vivir con ello... está siendo un poco trágico, pero el momento no le daba para pensar en nada más que aquellos ojos - arrogante - termino la frase, sin saber si era el termino adecuado, no importaba, ya estaba, le habia pedido disculpas, ahora la nueva tarea era ofrecerle de nuevo ayuda, esta vez, se encargaría de no ser tan cortante, aunque eso significara un verdadero trabajo - no tienes por qué irte, puedes esperar aquí... si no pasa nada, entonces - se encogió de hombros y miro hacia otro lado por la simple razón de que no podía seguir sosteniendo aquella mirada sin sentirse contrariado, todo en lo que pensaba era en tener ganas de gritarle o decirle cualquier cosa que la hiciera salir corriendo de su apartamento, pero el deseo de hacerlo simplemente no estaba, tendría que cuestionarse más tarde por ello, pero ese no era el momento - de todas formas tampoco vives tan lejos,... ¿supongo que ahora debo decir que estás en tu casa? - enarco una ceja y esta vez se permitió mirarla a los ojos... mala idea, en ese momento supo que aquellos ojos podrían llegar a ser su perdición. Desviando la mirada espero que aquello hubiera sido suficiente, si la chica queria irse de todas formas, bueno, era su decisión.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Miér 12 Mar - 10:42



Could you help me?
Y aunque estaba lista para cualquier respuesta, para su sorpresa el “dar un paso hacía el costado” le resultó bastante interesante, desde el punto donde estaba, no hubiera imaginado nunca que aquel hombre casi bipolar en su estilo pasara de ser un hijo de puta literalmente, a un cordero, dulce pero aún sin ser tierno al hablar y decirle que no tendría porque irse tan deprisa; Estaba más que claro.  Le costaba aquella situación, aquel tipo de respuesta y daba por sentado que el mirarla a los ojos se le hacía más difícil aún. Cualquier mujer, cualquiera que estuviera en aquel punto, no daría el brazo a torcer y más viendo a un hombre rendirse como si nada; Hubiera usado cualquier tipo de seducción, pero claro, no era el caso de Venecia, quien aún no entendía muy bien la situación, ni mucho menos que hacer. Fue echada por casi la media hora estando allí, ahora no quería que se fuera de aquella manera, además no pretendía ser descortés, al menos no se comportaría como el.

Sonrió de lado, la luz ahora podría esperar, podría volver enseguida como tal vez no, sacando provecho, no parecía ser tan mala su estadía en la ciudad, al final de cuentas, resultaba hasta interesante el punto donde había llegado. Conocer un vecino de la forma menos esperada. “vamos Venecia eres sorprendentemente idiota”.
– No es tu culpa, yo hubiera actuado de la misma manera, tal vez menos descortés, al final yo soy una intrusa y está bien en dudar de quien dejas o no entrar a tu casa. – debía darle algo de crédito a la situación, no estaba mal de desconfiar y mas en cierta gente, solo que ella no se consideraba una maleante ni mucho menos. – Es que no me cuesta en lo más mínimo esperar afuera, un poco de frío no me hará mal tampoco. – su país resultaba ser más frío en invierno además, acostumbrada si estaba, su adolescencia la había pasado más afuera que dentro de su casa.
–Pero si insistes... Además sabe muy bien tu café. – le sonrió con complicidad esperaba que esta vez no se lo tomara tan mal y cuando por fin pudo fijar su mirada y concentrarse en el pudo sentir hasta propia electricidad, como si la piel se erizara por si sola, sin ser aún rozada. –tienes una bonita casa. – necesitaba buscar charla alguna, si el estaba Cediendo aquello podría durar al menos cinco minutos, no todo el tiempo actuaría de aquella forma. Miró a su alrededor, un par de libros desordenados alcanzó a ver y otros cientos más sobre una pequeña biblioteca, un buen amante de la lectura, comportaría la misma necesidad. –podría ver un poco. – le exclamó como si nada, no lo había notado aún no había soltado su mano y cuando por fin lo hizo la sintió un tanto sudada, no sabia si era por el o por el simple motivo de sentirse anteriormente nerviosa. –perdón. – se corrió unos cuantos centímetros acercándose más hacia el estante de libros paseando su mirada por cada tomo, leyendo y tocando el lomo de cada uno de ellos. –Me gusta mucho este.- señaló en puntas de pie tratando de alcanzarlo, golpeando sus uñas sobre el estante.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Mar 25 Mar - 2:26

Sabía que por su trabajo y carrera debía ser un poco más accesible a las personas, aunque en realidad, le resultara intolerable confiar en estas. Era algo que habia quedado con él después de lo que pasara cuando creía que su futuro estaba escrito, pero de alguna forma, Dante sabía que tarde o temprano tendría que volver a intentarlo, fuese para lo que fuese, en algún momento sedería y, como se trataba de él, esperaría lo peor pues ya habia tenido un poco de experiencia en ese campo.
Pero no podía llegar a ser tan extremista en ese momento pues solo se trataba de una chica pidiendo un poco de ayuda, no necesitaba más que confiarle la entrada a su apartamento y quizás un poco de café, estaría bien por eso, así que intento relajarse y simplemente intentar hacerle un poco más agradable la estadía a la chica, aunque conocía mejores formas para hacerlo, aun no sabía cómo reaccionaría Venecia ante tal tipo de proposiciones, claro está, tampoco queria pasar por un pervertido, no era el lugar ni la forma para llevársela a la cama, aunque si estuvieran en otras circunstancias y lugar, no dudaría ni un segundo en hacerlo, pues no podía negar que se moriría por perderse en medio de aquellas largas y esbeltas piernas...

E iba siendo momento de cambiar el rumbo de sus pensamientos, no queria agregar un problema más a su humor, así que, para intentar concentrarse en otra cosa le sonrió de lado a la chica, no una sonrisa amable o servicial, más bien algún tipo de mueca que no pretendía ser más que eso - como sea, entiendo por lo que estás pasando y, siendo tu vecino, supongo que es mi deber el auxiliarte - se encogió de hombros y dejo ir la mano de la chica, metiendo ambas manos en los bolsillos de su pantalón de sudadera y siguiendo aquellas piernas con la mirada, notando como se acercaba, aparentemente interesada, hasta su biblioteca. Conocía muy pocas mujeres que se interesaran por el tipo de lectura que a él le gustaba, y el hecho de ver que Venecia parecía conocer cada uno de los títulos que se exhibían ante sus ojos hizo que la atención de Dante se concentrara en ella. Acercándose con largas zancadas se posiciono detrás de la chica, tan cerca que fue evidente la calidez que exhumaba su cuerpo – y dime – murmuro, bajando un poco el rostro hasta la altura del oído de la chica, aprovechando la oportunidad para aspirar un poco aquel aroma que comenzaba a causarle serios problemas a su autocontrol - ¿Qué fue lo que más te gusto? – levante una mano y tome la de la chica desde la muñeca, como si quisiera inmovilizarla pero simplemente retirándola del camino para poder tomar el libro que señalaba. Era un ejemplar, uno de los pocos, en edición limitada, con el lomo en cuero y las letras del título en llamativas letras doradas. Al bajarlo se lo entregue a Venecia y me aleje de su cuerpo – muchos de estos libros ni siquiera me los he leído – comencé a hablar, quizás si compartía un poco de mí, se olvidara de mi anterior actitud, aunque si lo pensaba mejor, ni siquiera sabía por qué queria hacer eso – me gusta coleccionarlos, sobre todo si son ediciones limitadas – dando unos cuantos pasos hacia atrás me aleje de la chica y continúe mi camino hasta la cocina donde me serví una nueva taza de café – si necesitas uno o quieres leer alguno, podría hacer una excepción a mi regla de no prestarlos – me encogí de hombros y di un sorbo al oscuro líquido, levantando la mirada de la taza para posarlos de nuevo en aquella chica, ok, estaba resultando ser mucho más interesante de lo que hubiera esperado, pero de seguro la razón original de ello tenía algo que ver con aquel cuerpo de infarto que exhibía, sería una buena idea el hacerme pasar por un buen vecino, solo para poder labrar un camino que la llevara directo a mi cama – y entonces dime, Venecia – alargue las silabas un poco más de lo necesario, fijando mi mirada en ella, sin dejarla escapar ni por un instante - ¿Qué es lo que te trae a este vecindario?, porque ni siquiera pareces ser de los alrededores – sonreí de lado al tiempo que dejaba la taza sobre la encimera – de todas formas, ¿de dónde vienes? – enarco ambas cejas, si la chica ya le habia dicho aquello, pues no lo recordaba. De todas formas hacerla hablar un poco serviría para escuchar aquel decadente acento del que aún no sabía su procedencia.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Dom 30 Mar - 13:43



Could you help me?
Quiso inclinarse más allá de lo normal, pero su estatura aún le impedía llegar finalmente al libro cual le había llamado a la atención todo el tiempo de su transcurso de lectura. Era cierto, Venecia era un joven que no daba con aquel prototipo de intelectual, de mujer estudiosa, de mujer de mucha sabiduría y aunque aquella lo sabía perfectamente aquello resultaba ser muchas veces de gran ayuda, no por algo estaba en aquella ciudad, es decir, no cualquier alumno iba de intercambio solo si este tenía notas sobresalientes como las de ella. Sintió cerca su respiración aquella húmeda y candente respiración varonil y de inmediato quedó paralizada sintiendo ciertamente escalofríos erizando los pocos vellos de sus brazos. Su murmuración detrás de su oreja hizo que de solo pensarlo se diera vuelta bruscamente y exaltada de cierta manera. –en general es bueno, más no tanto como otros libros que leí. – a su edad llevaba una cierta cantidad enfermiza de libros leídos y que aún le faltaban leer. – explica muy bien las teorías de la comunicación latinoamericanas, de cierta forma en Europa no se acostumbra a leer este tipo de cosas, por eso me llamó la atención. – le confirmó acerca de lo que quería saber realmente si es que así le interesaba. Su mano tan cerca de la suya como anteriormente le hacía estremecerse, pero fue entonces cuando aquel impulso terminó al retirar su mano de allí dejando que el alcanzara aquel bendito libro que deseaba ver. – Nunca es suficiente cuando se trata de leer cualquier tipo de cosa, mientras me ayude para mi carrera muchísimo mejor. – estaba dando a conocer que posiblemente no estaba allí, en aquella ciudad por casualidad, no todos iban a vacacionar, no era una gran lugar que llame la atención de cierta forma tenía sus cosas, más no era lugar de gente. – Es tiempo que empieces a hacerlo, leer abre la mente y la posibilidad de entender de cierta forma algunas cuestiones de la vida. ¿No te parece?. – sonrió un poco, no tanto como las otras veces, no era por nada pero es que no entendía la actitud nueva del mayor. Minutos atrás se había hasta burlado de ella, de cierta forma había intentado decir que con esas prendas parecía una regalada si así se podía llamar de forma no vulgar, y estaba bien, desde aquel punto parecía eso pero no podía juzgarla por aquella impresión solamente sin antes conocerla detalladamente. –Creo que anteriormente intenté decirte de done venía – se cruzó de brazos alzando una ceja divertida. –además te vuelvo a repetirlo, no se tú nombre, no me lo has dicho aún y te lo pregunte en este noche unas cinco o seis veces. – sintió el aroma del café, la llamó de inmediato tratándose de levantar nuevamente para acercarse a el quedando al lado de su cuerpo.



Siguió el recorrido de su cuerpo hasta la cocina, sin más prefirió acercarse despacio dejando el libro apoyado sobre la mesa. – No me gusta pedirles favores a la gente, venir a tu casa fue mi último recurso, pero prefiero que tú leas esos libros a que tengas que prestármelos. – tomó asiento nuevamente en aquel lugar que anteriormente se había sentado. –soy italiana. – inclinó su mirada escondiendo sus manos detrás de la espalda. – me compartes un poco más de café si es posible. – interrumpió su discurso de donde venía para prestar atención a la bebida caliente que aún deseaba probar un poco más. –pienso contarte si tú también me cuentas de ti, sería lo justo ¿no lo crees?. –

Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Sáb 19 Abr - 3:55

Ladeo la cabeza, observando a la chica acercarse y bebiendo de la vista de sus interminables piernas, visualizando las mil y una formas en las que le gustaría tenerla y la cantidad de cosas que le gustaría hacer con ellas. No acostumbraba a tener este tipo de pensamientos con cualquier mujer, mucho menos con una que, por lo que podia escuchar salir de sus labios, no era más que una estudiante de universidad. Muy lejos de lo que él estaba acostumbrado a concurrir, y aun así, no sentía ni un ápice de culpabilidad por ello, ya no la culparía mas, pero sin duda alguna, aquel vestuario no hacía más que alimentar su imaginación, cosa que a Dante le sobraba.
La chica no parecía amilanarse con nada, de hecho, ahora que de alguna forma habia notado el cambio de comportamiento en él, parecía más animada a llevar una conversación. Aunque Dante no era de los que les guste decir más de tres palabras en una frase y, bien se conocía por ello, era más de respuestas con monosílabas, se hayo sintiéndose interesado en lo que Venecia tenia para decir. Siendo una persona que juzga por lo que escucha en una persona, pudo deducir que la chica estaba en el país por algún tipo de intercambio, algo que le dijo mucho de su persona, pues, no cualquiera accede a estos privilegios.

Comenzando a juguetear con la taza que tenía entre las manos, se permitió pasar una mirada por el cuerpo de la chica, confirmando lo que ya sabía, ¡era jodidamente impresionante!, de esas mujeres que no te cansas de observar y admirar, Dante solo estaba esperando la oportunidad para hincarle el diente y saber lo que era tener las manos sobre su cuerpo, de ahí en adelante, estaba más que seguro que su superficial fijación se desvanecería, solo era cuestión de probarla y esa sería su intención de ahora en adelante. Así que después de repasar su cuerpo, fijo la mirada en el rostro de la chica, intento sonreírle pero lo único que consiguió fue que una de las esquinas de sus labios se crispara - es verdad - acepto, desviando la mirada por un nanosegundo antes de encontrarse de nuevo con aquellos ojos - soy Dante - no dijo nada, pues no veía la necesidad de ello.

Sin quitar en ningún momento la vista de la chica, volvió la taza a sus labios, dando un largo sorbo, atendiendo a las palabras de esta - no es ningún problema - se encogió de hombros, aunque tampoco iba a rogarle. En el momento en que la castaña se sentó no pudo evitar fijar su mirada de nuevo en aquellos níveos muslos, relamiéndose los labios se levantó - no sería un buen anfitrión si te negara una taza de café - habia sabido que la chica no era del país, todo en ella gritaba "extranjera" y como casi siempre ocurría, Dante no se habia equivocado... "una italiana para tu lista". Esta vez una sonrisa real se asomó en sus labios, aunque una que estaba muy lejos de describir su humor real.
Regresando hasta donde se encontraba Venecia, le tendió la taza de café que habia llenado para ella, junto con un plato pequeño para que pudiera cogerla sin llegar a quemarse, se sentó frente a la chica y la observo, aun luciendo aquella sonrisa que estaba tomando un tono un tanto burlesco - ¿y que es en lo que sientes curiosidad por saber de mí? - enarcando una ceja tomo su taza, que habia llenado de nuevo con aquel liquido oscuro y bebió de este - no hay mucho que contar - dejo la taza a un lado y entrelazo sus dedos, ladeando la cabeza y fijando su penetrante mirada en aquella chica - de hecho, creo que esto es lo más largo de una conversación que he entablado con alguien - encogiéndose de hombros se inclinó hacia atrás, aun con sus manos entrelazadas, las dejo reposar sobre su duro vientre, en todo momento, sin perder de vista a la chica - pero como es día de excepciones... lo seguiré haciendo contigo - le guiño un ojo y se quedó observándola, dispuesto a incomodarla, a ver la reacción a su mirada - ¿que estas esperando?... pregunta lo que quieras saber sobre mí - ...



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Vie 16 Mayo - 0:49



Could you help me?
Su nombre la hizo viajar mentalmente a su tierra Natal. Ese nombre le resultaba muy común, en Italia de por si lo era. -¿Dante?, como el poeta más grande Italiano, Dante Alighieri.- resultaba extraño que la rubia, de cuerpo llamativo y extravagante estuviera hablando de autores y de cultura como si el aire fuera libre, de hecho resultaba ser más culta de lo que los hombres podían pensar, al principio la tomaban como una más pero a medida que la conocían se iban interesando en su persona, siempre utilizaba aquello a favor, le gustaba jugar con su faceta intelectual, sin salir de su femineidad y sensualidad a la hora de mirar y de hablar, mas si se trataba de un hombre al cual, no le faltaba nada.
Se quedó en aquel asientos por unos minutos. Sin decir nada, esperó a que el sirviera la nueva taza de café, le gustaba aquella bebida de sabor dulce y a la vez robusto mezclada con el aroma de aquella casa, podía descifrar que cada rincón se trataba de él. Sencillamente un hombre totalmente solitario, negado de la vida y sobre todas las cosas amante del conocimiento, era ni mas ni menos la pocas características que el deja a entrever. Lo miró sonreír y no pudo ocultar aquella sonrisa graciosa en sus labios, sobre todas las cosas llevaba una bonita dentadura para ser lucida. -Gracias.- la menor le dio un corto sorbo, soplando de a poco volviendo a colocar la pequeña taza sobre el plato del mismo tono. -Yo ¿preguntar?.- la chica imitó su postura, tomando como si nada aquel desafio que le estaba proponiendo, no sabía muy bien hasta donde podían llegar pero con tal de divertirse un poco no iba a negarse a nada.

Venecia cruzó sus piernas dejando entre ver un poco de su piel, pensando que podía preguntar acerca de el, por ahora no intentaba conocerlo, aquello conllevaría a una charla demasiado extensa y prefería mas que nada volverse a su casa antes de que hablar de su vida con un extraño y de seguro el también pensaba lo mismo. -Es que no puedo preguntar así, sin que tú me cuentes claro.- la chica posó sus manos por su barbilla pensando realmente en que decirle.-yo te puedo resumir mi vida, tú podrías hacer lo mismo.- le sonrió de manera impensada acercándose firmemente hacía la mesa apoyando su codos sobre la tabla de madera. -Soy Venecia, nací en Italia, viví toda mi vida en Amsterdám.- agachó su mirada recordando aquello detalles que no debía nombrar, ella no tenía familia, era una pobre chica, con dinero para tres vidas más y sin embargo estaba sola, no era feliz y busca aquello en el estudio como si fuera lo mejor que podía hacer. -Me mudé a Roma hace unos meses y como creen que tengo una mente que puede dar más, me han mandado de intercambio a estudiar aquí.- sin contar que estaba en Yale, era más que obvio no debía porque decirlo, era una de las mejores universidades el de seguro se lo imaginaba. -Y no tengo familia, soy completamente solitaria.- recalcó aquella frase tomando la taza para darle un trago largo como si de una bebida alcohólica se trataba. -tu, turno.- se aclaró la garganta observándolo negando hacía lo que su mente podía pensar, quería sacarse una duda que venía rodando por su mente desde que había llegado aquel lugar. -cuando llegue ¿porque me trataste así? yo pensé y no es por nada que los Americanos eran más dulces en su modo de ser, se supone que los Europeos somos los fríos y Noi stolti.- le respondió hablando en su idioma, le costaba acostumbrarse pero debía hacerlo si es que quería convivir en aquella ciudad.- lo siento, muchas veces me sale Il mio istinto Italiano.-
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Dante Graymark el Dom 1 Jun - 5:08

No perdió detalle de aquella chica, era esplendida y, lo mejor de todo, estaba sentada en su sala, con nada más que un insignificante abrigo y un diminuto pijama que dejaba mucho a la imaginación, sobretodo en aquella postura en la que dejaba entrever parte de sus muslos, aquellos muslos en lo que estaba deseando enterrarse tan profundamente.
Venecia era mucho más astuta de lo que aparentaba. Con aquel brillo en sus labios, su facilidad para manejar el inglés a pesar de que no era de la región y, más aun, por la corta reseña de su vida, supo de inmediato que no era el tipo de chicas que te encuentras en un bar o en una esquina esperando por su próxima caza. Fue eso lo que más lo intrigo y le hizo soportar un poco más de aquella conversación. Dante no era hombre de muchas palabras, mucho menos con chicas a las que simplemente queria follar hasta que su cuerpo protestara, pero como bien ya habia dicho, era día de excepciones y, por alguna razón en la que no queria ahondar, queria hacerlas con la rubia, algo poco frecuente en él, pero no imposible.

Concentrando su mirada en Venecia, repaso cada uno de sus delicados rasgos. Aquel cadente acento, prueba de que era extranjera, era aún más atractivo. Se encontró apenas escuchando lo que decía, asimilando solo las cosas que consideraba importantes y descartando las otras más personales, como su vida como estudiante y aquello que menciono de estar sola. En realidad, no le interesaba todo aquel rollo, si no hubiera sabido que necesitaría un poco más que una sonrisa y palabras persuasivas con la rubia, ni siquiera se hubiera el trabajo de escucharla, era demasiado para él, pero con el deseo corriendo por su sangre, sabía que debía tomarse su tiempo y hacerlo bien.

No se sorprendió al escuchar su pregunta, sabia como se habia comportado al momento de la llegada de la menor, pero no estaba dispuesto a rendir más disculpas o explicaciones, él era como era y Venecia no tenía que saber más al respecto - tienes que quitarte de esa linda cabecita rubia... - se detuvo un segundo y la observo, antes de brindarle una sonrisa ladeada y encogerse de hombros - o castaña - agrego con cierto deje de burla en su tono de voz - que el ser de una región determinada te hacer ser de cierta forma, eso no tienen ningún sentido - a pesar de que estaba intentando no ser grosero, a Dante le era casi imposible comportarse de otra forma, más aun cuando estaba acostumbrado a que las mujeres se derritieran ante ese aspecto de su personalidad en específico. Venecia parecía un poco más delicada e inteligente para caer en aquel juego, así que, haciendo un esfuerzo más hablo un poco más amablemente, como si lo anterior solo se hubiera tratado de una broma - después de todo, eras una extraña invadiendo mi espacio personal - con una mirada intensa hacia la menor, casi la desvistió, aun no podia creer la suerte que habia corrido al momento en que aquella belleza toco su puerta, a pesar de que en un principio se comportara como un auténtico cabron - pensaba que ya habíamos superado esa parte - y sin más, dejo zanjado aquel tema.

No sabía que más hablar al respecto, se suponía que era su turno de llevar la conversación, hablar un poco de él, pero no pretendía exponer su vida, mucho menos a una desconocida, así que se fue por el lado más fácil. Dejando a un lado su taza de café, se levantó y fue hasta la cocina, donde busco una botella de vino y la destapo, sirviendo un poco de aquel líquido en una copa y llevándola a sus labios. Se giró para mirar a la chica y extendió sus brazos, con una sonrisa en los labios no tan sincera - esta es mi vida... no hay nada más aquí - le guiño un ojo y levanto la botella en su dirección - ¿quieres un poco?, quizás ayude a calentarte un poco - le guiño un ojo y tomo otra copa, se acercó hasta donde estaba y le brindo el cristal - vamos, solo para amenizar un poco - miro hacia la puerta por un instante y luego regreso la mirada a la chica - quizás demoren un poco en solucionar tu problema - se encogió de hombros como si aquello no fuese más que un detalle insignificante - vamos, no te hará daño - empujo suavemente la copa hacia las manos de la chica hasta que se aseguró que esta la sostenía, rápidamente inclino la botella de vino y sirvió un poco de este en la copa, haciendo lo mismo con la suya y luego, levantándola en un gesto de brindis - ¿por qué deseas brindar? - enarco una ceja y, sin esperar palabra de la chica, se tomó el líquido, mirando a Venecia por encima de la copa - ¿ya ves?... puedo llegar a ser un agradable anfitrión - y esto sonó tan sugerente como el pretendía, con aquella chica sentada en uno de sus sofás y él parado justo frente a ella, cual alto era, observándola desde arriba.



____________________________________

I, I KEEP ON RUNNING¡!
I am building bridges that I know you never wanted, Look for my heart, You stole it away. Now on every single road I would take, listen…

[Solamente los administradores pueden ver este vínculo]
avatar
Dante Graymark
Docentes
Docentes

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Venecia B. Casiraghi el Dom 8 Jun - 12:53



Could you help me?

¿Lo decía de enserio? La castaña nunca había convivido con tal ser humano semejante, Dante tenía la mirada de un hombre totalmente extraño, solitario, si se quiere ser más detallista, sin embargo, parecía que cada palabra que brotaba de sus sugerentes labios decían ayuda. Se sentía de seguramente hasta encerrado en su propio mundo, convirtiéndose así totalmente en un ser despreciable y mal hablado como lo estaba siendo minutos anteriores, pero Venecia no era nadie para cambiar esa situación y menos para soportar aquello, aunque algo si era cierto, le gustaba el tono a donde se dirigía todo, porque si algo era seguro es que Venecia estaba convencida de como estaba tentando al sujeto con su atuendo.

Luego de quedarse sumergida en sus pensamientos prefirió levantar su vista y mirar profundamente y sin decoro cada detalle del hombre parado frente a ella, se mordió el labio inferior sugerente y tomó la copa de vino finalmente, por los menos no sería descortés como él. – eres mal anfitrión, por lo que no voy aceptar tus palabras. – la muchacha bebió un poco de la bebida, no era nada fuera de lo común, pero sabía bien para aquel momento. Se inclinó un poco y dejo la copa sobre la mesa pequeña de la sala.  – además como pretendes que alguien celebre una copa de vino contigo cuando te la terminas tú solo, vamos ¿realmente eres así? –

La joven se levantó de su asiento cruzando la mirada con él mayor, no pensaba desviarla por más que la suya fuera mas fuerte que la menor, quería desafiarlo aunque sea de esa manera tan estúpida. –te iba a decir que no vas a conseguir nada de mi parte, porque se  hasta que  punto pretendes llegar. – la joven pasó sus manos sobre lo poco que cubría su ropa desabrochando cada botón de su ropa, dejando entre ver lo que tanto el deseaba. –sin embargo, esto es mutuo. – alzó una ceja divertida volviendo a tomar asiento y cruzando sus piernas de manera sugerente. –el problema es que, no soy tan tonta como lo pretendías. – tomó la copa de vino nuevamente dándole un sorbo más largo que el anterior dejando apenas resto de vino. –y eso es lo que te aterra porque estoy más que convencida que nunca te has acostado con alguien tan hábil como yo. – exclamó como si nada sin detener su vista. –y vaya que tienes más años que yo por lo que no se si estas en forma aún. – acarició sus propios labios con la yema de sus dedos, pensando  muy bien en que decir o hacer.
Desvió por milésimas de segundo de su vista hacía la ventana principal, parecía que la luz del otro lado había vuelto. –este es el momento, aprovechas o me voy porque la luz ha regresado y ahórrate el sarcasmo en tus palabras, si es un no ve abrir la puerta sin decir nada.- estaba segura de lo sorprendido que podría estar Dante al escuchar a alguien tan segura hablando.
Dante
00 hs
New Heaven
thanks [Solamente los administradores pueden ver este vínculo]



____________________________________



avatar
Venecia B. Casiraghi
sigma delta miembros
sigma delta miembros

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 24/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toc.. Toc Could you help me?||Dante.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.