Últimos temas
» St. Monica University [Elite]
Mar 16 Dic - 0:37 por Invitado

» darkness it all || normal
Miér 19 Nov - 12:40 por Invitado

» Deus ex Heros {Élite}
Dom 28 Sep - 13:54 por Invitado

» Crónicas de Etribia [Afiliación Elite]
Vie 5 Sep - 19:38 por Invitado

» The Mirror Of Erised [Cambio de Botón - Elite]
Vie 15 Ago - 14:44 por Invitado

» —VERDAMMNIS ; ROL YAOI + 18 ♥ — CAMBIO DE BOTÓN (ÉLITE)—
Dom 10 Ago - 10:46 por Invitado

» Super Famous In Korea [ Élite - Cambio de botón ]
Jue 31 Jul - 19:24 por Invitado

» Destiny Gates {Elite}
Miér 30 Jul - 21:25 por Invitado

» Only boys in London [Afiliación Élite]
Miér 30 Jul - 21:08 por Invitado

» DARK ANGEL LIBERTY {NORMAL}
Miér 30 Jul - 16:21 por Invitado

Hermanos



Directorios




Élite

SKIN CREADA POR K❂

Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Mar 4 Feb - 2:24

La voz de la azafata anunciando el aterrizaje me hizo volver en si A Gaël. Miro a su alrededor como todos los demás pasajeros comenzaban a tomar sus pertenencias y esperar para poder salir, aun un poco cansado por el largo viaje, se obligue a levantarse con Jacob en brazos y tomar el bolso de mano donde cargaba todo lo que un bebe de la edad de Jacob necesitaba. Era agotador viajar, pero lo era aún más hacerlo con un bebe en brazos que necesitaba muchos más cuidados de lo que habia presupuestado; Gaël solo esperaba que aquel viaje valiera la pena, que todo lo que le habia estado atormentando los últimos meses se quedara en Francia, no queria cargar más con ello y deseaba volver a comenzar, una nueva vida, Jacob era su única motivación y los Estados Unidos un buen lugar donde comenzar.
El joven bajo del avión con su hijo en brazos y se apresuró a ir hasta donde se entregaba el equipaje; para su buena suerte, no tuvo que esperar mucho antes de que este apareciera por la banda. No llevaba mucho equipaje, solo unas dos maletas y la mayoría de cosas que habia empacado eran pertenencias de Jacob. Esperaba poder instalarse pronto, por el momento, habia algo que deseaba hacer primero y aun le quedaba un largo viaje hasta New Haven.

En el camino, Gaël se vio ocupado distrayendo a Jacob, el niño ya estaba estresado y ansioso de poder estirarse, hacia unas semanas habia comenzado a gatear y era todo un castigo para él que le estuviesen cargando, todo lo que queria era estar en el suelo y arrastrarse. Suspiro cansado, aun cuando Jacob era todo lo que tenía, en ocasiones se sentía alcanzado y agotado, deseaba que Anneth pudiera estar con él, compartir aquella experiencia, aprender juntos... Pero la vida no lo habia querido así y no podía seguir torturándose pensando en eso.

Depuse de dos horas y unos cuantos minutos estaba en aquella pequeña ciudad, no conocía, pero tenía la dirección precisa donde tenía que ir antes que nada. Tomando un taxi y esperando que ese fuese el último vehículo que abordar del día. Esta vez no pasaron más de quince minutos antes de que tuviera que bajar de este, pago la carrera y con maleta en mano se apresuró a atravesar la distancia que le separaba de la puerta. El lugar era agradable, definitivamente veía a Cocó viviendo allí. Con la pequeña maleta en una mano, el bolso en el hombro y Jacob en la otra mano, llego hasta el recibidor y sin detenerse a pensar si estaba haciendo bien, llamo a la puerta.
Gaël no puedo evitar la repentina ansiedad que lo embargo, dejando la maleta a un lado tomo al pequeño Jacob y lo miro, era lo que siempre hacia cuando necesitaba fuerza o un poco más de valentía. Fue todo lo que pudo hacer para no devolverse por el camino que habia llegado y dejar todo aquello atrás.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Mar 4 Feb - 22:09

–Mucha gente enamorada, excepto yo.– fueron las últimas palabras de la rubia al darle al pedal del acelerador al notar finalmente que el semáforo se había puesto en verde. Miró a su alrededor, una pareja abrazada caminando sobre la cera, otra besándose en el auto siguiente y sin contar aquellos que salían del cine de la avenida principal. Al parecer el mundo estaba en su contra sin duda alguna. Tomó  la avenida al finalizar, Vita yacía aun dormida con el nuevo juguete regalado por su abuela, recién llegado de Francia.  Katherine era demasiado atenta con su nieta.

Paró en el siguiente semáforo y tocó la perilla de la radio nuevamente buscando algo que escuchar, estaba cansada de los problemas sociales y económicos que pasaban sin cesar.
Encontró la canción ideal, una muy bonita y por lo cierto francesa. La dejó en volumen bajo y cantó casi los cinco minutos de lo que duraba aquella. El transito fue demasiado liviano, muy poca gente salía a la ciudad exceptuando Cocó quien disfrutaba de los días fríos y más aún disfrutaba de ver la nieve derritiéndose de las azoteas de a poco.
El frío la trasladó de inmediato a su niñez. Su boca deseosa y sus labios un tanto quebrajados recordaron aquella tarta de chocolate y coco que preparaba con una de las cocineras de su casa. Sonrió por si sola, bastó un segundo para decidirse hacerla, llegaría a su casa y se pondría a cocinar de inmediato, tenía todo lo necesario.

Finalmente había llegado. Su hija sintió el detenido de la marcha, Vita era cada día más inteligente, más de lo que un niño a su meses podría serlo.  Levantó a su niña en brazos mientras que con otra de sus manos deslizaban las dos bolsas de compras, en su mayoría productos de un lactante. Era una profesional de la maternidad. Caminó por aquel sendero verdoso hasta llegar a su casa, tomó las llaves y rápidamente abrió la puerta, el olor a pulcro podía sentirse desde aquella distancia. Dejó a Vita en el suelo con sus juegos, apenas tenía cinco meses que ya le fascinaba tocar las cosas, como los palillos de la batería de su hermano. No quería decirlo, realmente le dolía, pero Vita amaba la música tanto como su padre.

Manos a la obra. La melena dorada se zarandeó por su casa buscando lo esencial para preparar aquel manjar que venía deseando durante todo el viaje de ida a casa. Se sentía feliz, como si fuera a darle una sorpresa a alguien, pero realmente no era así, se daría un gusto luego de varios días a dieta estricta. –Eran.. – se exclamó sola riendo y recordando al fín los ingredientes –chocolate, exactamente dos tazas. – se asomó a observar a la niña mientras ataba su dorada cabellera. –harina, huevos, leche, coco rayado y.. – el timbre sonó antes de que pudiera comenzar a cocinar. Sus ojos se precipitaron sobre los elementos, dejo todo finalmente arriba de la mesada. Caminó divertida con su delantal de cocina puesto sobre su cintura. Tiró de la cuerda al fin sacándolo en la mismísima puerta, abrió pacíficamente y sonrió al notar la sorpresa. No lo esperaba, no esperaba ver por mucho tiempo.
–No lo creo. – se ruborizó, se veía un poco desaliñada, en realidad se veía como una madre. –¿eres tú? Estoy ¿alucinando tal vez? No digas nada… ¿morí? – se llenó de preguntas, observó al niño y los abrazó con cuidado, sus fosas nasales se llenaron de aquella colonia varonil que siempre portaba.


Última edición por Cocó Di Leblanc el Sáb 15 Feb - 20:03, editado 1 vez



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Sáb 15 Feb - 0:15

Se mordió el interior de la mejilla al momento en que la puerta se abrió, era todo lo que podía hacer para no rendirse al deseo de estrechar aquella elegante y delicada figura entre sus brazos. Hacía mucho tiempo que no la veía, pero no era el suficiente como para olvidar como se sentía su cuerpo contra el suyo o para olvidar aquel indiscutible aroma que expide su cuerpo. La recordaba como si no hubiesen pasado muchos años desde la última vez que la vio y aquella realidad lo golpeo como un balde de agua helada; esencialmente habia venido aquí para cambiar de vida, para volver a comenzar de nuevo en un lugar que no le trajera tantos recuerdos, pero el sentirse como en aquellos tiempos cuando miraba a aquella chica, lo hizo sentir un poco inseguro, ahora no necesitaba complicarse la vida con las reacciones estúpidas de su corazón, tenía que mantenerse concentrado y atento a lo que Jacob necesitara, esa sería su prioridad y no podía olvidarse de ello.

Esbozando una sonrisa, se acercó a la menor y soltando la maleta que cargaba en la mano la utilizo para tomar del brazo a la rubia y acercarla a su cuerpo en un abrazo. No de aquellos que recordaba, no, más bien uno que dejaba bien claro su papel en ese momento, que le recordaba que era la pequeña criaturita que cargaba en brazos el que realmente necesitaba de toda su atención. Se inclinó un poco y dejo un beso suave sobre la frente de Cocó, para luego alejarse y sonreírle más ampliamente - no, no estas muerta, ni soñando ni nada de eso - hizo un ademan con la mano para descartar todas las otras posibles sugerencias que pudieran surgir de parte de Cocó - la idea era que fuera una sorpresa, así que creo que he cumplido con mi propósito - guiñándole un ojo volvió a inclinarse, esta vez, para tomar el bolso que habia dejado caer, estaba un poco encartado con todo lo que llevaba en las manos y brazos, pero ya estaba acostumbrado, lo hizo cuando comprendió que tendría que pasar por ello solo.

- Hey Jacob, saluda - el pequeño apenas le hizo caso, no lo culpo, habia pasado por mucho en los últimos dias y seguramente lo único que estaba deseando era que lo dejaran sobre un cómodo y mullido colchón, así que no lo presiono y regreso su atención a la rubia quien pareciera como si no terminara de recuperarse de la sorpresa - sé que no me esperabas y... posiblemente sea - hizo una mueca, no habia pensado en eso y ahora seguramente iba a parecer un abusivo o quien sabe que - bueno... incomodo, es incómodo... yo solo - se mordió el labio, ¿desde cuándo se habia convertido en un crio indeciso? -¿me dejaras entrar? - termino por decir, esbozando su sonrisa más encantadora y acercándose otro paso a la rubia, desviando la mirada cuando escucha un leve gorgojo, conociendo el sonido de memoria y notando, hasta ese momento, la pequeña figurita que se arrastraba por el suelo, sonrió con ternura sintiendo que ahora algo más los unía - podríamos hablar y, bueno, también puedes terminar de cocinar eso que estás haciendo - señalo con un gesto de los labios hacia el delantal - tengo un poco de hambre, ¿sabes? - le guiño un ojo y sin esperar a que dijera o lo invitara, se adentró en la casa. Después de todo sabía que no podría negarse a dejarlo en la calle.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Sáb 15 Feb - 21:09

Su olor, su sonrisa y hasta el brillo especial de sus ojos le remontaba a buenos tiempos, aquellos en donde ambos eran pequeños, como si uno fuera la mitad del otro. Si la situación hubiera sido otra hasta se hubiera permitido besarlo, pero no, la situación era distinta, inusual para ambos. Fue entonces cuando por fin pudo caer en la misma realidad, estaban pasando por lo mismo. La necesidad de ser queridos.

Cocó no era sentimental, recordaba mejor dicho no serlo, pero al verlo así, tan a su lado como antes no pudo evitar emocionarse, era una de las personas que mas extrañaba en estos últimos años. – Preguntarte como me has encontrado sonaría algo idiota de mi parte. – estrechó su mano junto a la de el, dando un leve apretón, no quería ni siquiera soltarlo. Miro al pequeño, igual a su padre, con la misma sonrisa y picardía que Gaël mantenía desde niño,una sonrisa se coló por sus labios. –Es igual a ti de pequeño, recuerdo que tu padre adoraba presumir lo hermoso que eras de niño. – soltó finalmente su mano, le costó despegarse de el pero debía hacerlo.
– deja que te ayude con tus cosas. – vio una de sus maletas, la tomó rápidamente sin dejar que objetara algo, debía sentirse cansado, un viaje y más con un niño a cuestas de tantas horas, podía resultar  un agobio.  Las veces que viajaba junto a Vita se hacían difíciles más que nada porque siendo pequeña los berrinches eran mayores, no todos en un avión podían soportar el llanto de un pequeño.
– No seas idiota Saint Clair. – se relamió sus labios y dio los pasos necesarios hacía atrás indicándole que podía pasar. No hacia falta decir nada, el era más que bienvenido en su casa y en su vida.

Hacia el otro lado, la pequeña desdentada de casi seis meses se encontraba en el medio de la sala, Vita estaba maravillada con unos cubos de colores, y unos cuantos juguetes, simples regalos que su tío le daba cada vez que venía de visita. La rubia tomó a su hija en brazos, besó sus mejillas y sonrió antes de ver nuevamente al Castaño. –te presento al amor de mi vida, Ella es Vita. – era una pequeña igual a su madre, sonriente pero a la vez tranquila o hasta cierto limite, cada vez que quería algo era capaz de pasarse un día llorando con tal de conseguirlo. La acomodó nuevamente en sus brazos apoyando el cuerpo de su niña sobre su pecho, Vita era todo lo que Cocó esperaba de la vida.
–Estaba intentando cocinar, pero podría dejar de lado la cocina y pedir algo de comer para los dos. – no volvería a pisar aquella cocina al menos que el quisiera ver a Cocó en sus hazañas como chef, pero  antes de volver allí debía escuchar necesariamente al castaño. – o si quieres podemos dejar a los niños aquí mientras me acompañas a la cocina y te preparo algo de comer, desde la cocina los podemos mirar, además Jacob de seguro tendrá ganas de jugar un poco. – haría lo que el quisiera, no quería preguntarle mucho, sabía por lo que el castaño estaba pasando.

–Esta es tu casa, Bienvenido.– finalizó con una sonrisa, no había encontrado frase justa para que se sintiera a gusto. Finalmente dejó a Vita sobre el suelo alfombrado. la niña gateó muy lentamente hacía sus juegos, a pequeños pasos agigantados.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Dom 23 Feb - 21:53

Como Gaël lo habia imaginado, Cocó no le negó la entrada a su casa, era de esperarse, después de todo, una amistad de tantos años no podía olvidarse por el paso de unos cuantos, de hecho, él ya estaba experimentando los estragos de los recuerdos, más aun, aquellos que evocaban imágenes de ellos dos siendo felices.
Trago saliva y dejo que le ayudara con el equipaje, después de todo, sabía que no valía la pena negarse y la ayuda no le estaba sobrando en ese momento, así que sin mediar más palabras al respecto siguió a la menor, escuchando las palabras que salían de su boca y sintiéndose estúpido al detectar como sus mejillas se sonrojaban, para él, Jacob era el vivo recuerdo de la imagen de Anneth, pero le agradaba la idea de que Cocó viera más de él en su hijo, sonrió y asintió – eres la primera que opina eso – murmuro, aprovechando que estaba dentro para dejar el resto de equipaje a un lado de la sala, asegurándose de que allí no hiciera estorbo.

Observar a la rubia con aquella pequeñita hizo que su corazón se calentara, sonrió y se acercó a la pequeña, notando en ese momento como Jacob se removía mas e intentaba estirar sus pequeños bracitos para tomar el cubo que tenía la pequeña en sus brazos – Hey, eso no es tuyo grandulón – rio, después de tantas horas de viaje era bueno ver que Jacob aun tenia energía para pensar en jugar, era bueno que su hijo ignorara todo lo que pasaba a su alrededor, al menos, hasta cierto punto ya que cuando se trataba de juegos o comida estos obtenían toda su atención. El pequeño Jacob hizo un mohín con sus labios, señal inmediata que Gaël comprendió, lo acomodo entre sus brazos y comenzó a sobarle la espalda, pues sabía que era la mejor forma de tranquilizarlo antes de comenzar a hacer uno de sus típicos berrinches – es hermosa – murmuro con los ojos clavados en Vita y supo de inmediato, que la pequeña habia sacado toda la belleza de su madre.  

Sonrió ante las sugerencias de Cocó, sabía que no le iba muy bien en la cocina pero en ese momento no le apetecía nada más que un poco de comida cacera – no, está bien que tu cocines, no quiero nada de un restaurante con un menú lleno de comida Americana – se encogió de hombros y siguió la sugerencia de la rubia, dejando al pequeño Jacob en el suelo y admirando de inmediato como este se dirigía directo hacia los juegos esparcidos por el suelo, parecía decidido a coger uno de estos y no tuvo corazón para detenerlo, confiaba en que Vita compartiera, al menos por un rato mientras él desempacaba al pequeño gorila que Jacob no podía dejar para nada – te sigo – metiendo las manos en los bolsillos de su pantalón siguió a Cocó hasta la cocina, donde se sentó en una de las bancas alrededor de la encimera, permitiéndose relajarse después de interminables horas de viaje – debo aceptar que te extrañaba – murmuro bajito, acomodando ambos codos sobre la base plana y apoyando la cabeza sobre las manos, aprovechando la posición para observar y no perderse ni un solo movimiento de la rubia, después de que pasara el bochorno del encuentro ahora se sentía mucho más confiado, lo suficiente como para confesarle aquello a la chica y no sentirse acalorado por hacerlo – estos últimos meses han sido… – mordiéndose el labio se volvió para mirar a Jacob que ahora estaba sobre su trasero mientras observaba con ojos curiosos como Vita golpeaba un cubo de colores repetidamente sobre la acolchada alfombra, pudo ver la amistad que se crearía entre esos dos y se sintió tranquilo – un poco difíciles – termino la frase y después de mucho tiempo pudo ver que las cosas comenzarían a cambiar, era el momento de que continuara con su vida y se habia decidido a ello – es por eso que he venido, sabía que aquí podía encontrar mi camino de nuevo – regrese mi mirada a la menor y le sonreí, era bueno ser sincero después de tantos meses diciendo que me encontraba bien cuando en realidad era todo lo contrario, pero a Cocó no podía simplemente mentirle, con ella todo resultaba diferente.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Jue 27 Feb - 1:21

Era increíble como pasaban los años, mas increíble era  aún como aquel hombre sacaba los mejores sentimientos de Cocó, al escucharlo hablar no tuvo más nada que hacer. Permaneció muda por el siguiente lapso de su historia, no sabía muy bien que decir, que hacer y más teniendo aquellos días presente en donde podía recordar su adolescencia, los momentos a su lado, los momentos que por razones de la vida se habían terminado. Y allí estaba, aquellos momentos volviéndose aferrar a su corazón, a su mente sin querer ser borrados, de la << papelera de reciclaje>>.
Como un susurro, como si el mundo se detuviera a cada paso se acercó a el. Lo observó, aún no podía hablarle, no podía decirle nada y cuando por fin, cuando por fin sintió que había terminado de hablar pudo respirar y dejar pasar aquel nudo en la garganta.
No, no había pasado por lo mismo, sin embargo lo entendía. Entendía aquel desgarro, aquel puñetazo en el corazón que la vida suele darte, aquello que te hace sentir más débil de lo que uno cree, aquel balde de agua fría tirado desde un décimo piso si, definitivamente lo entendía.

Lo miró, fijo sus ojos, su concentración total en el y pudo finalmente descubrir la tristeza, las ganas de ser querido, las ganas de poder vivir en paz sin remordimiento alguno, las mismas ganas de la rubia al mirarse en el espejo y llorar por horas con tal de no pasarle tal  sufrimiento a su hija.
– escúchame bien lo que diré. –  se frotó sus ojos sintiéndolos enrojecidos, tenía ganas de llorar, claro que si, pero no podía ni tampoco debía y aunque las emociones humanas son mas grandes que las que domina la mente puso fin aquella opresión comenzando a llorar, las lagrimas brotaron rápidamente de sus ojos sin pedirle permiso alguno.
 – los dos, nos volvimos mayores, nuestra época de adolescente, aquella la cual éramos niños se acabó. Pero fue nuestra época, mi mejor época. – suspiró secando las pocas lagrimas de sus ojos. –se que no es el mejor ejemplo pero déjame seguir para que entiendas a lo que voy. – se dirigió hacia la heladera buscando agua, tomó una de las botellas y sirvió un vaso para los dos, lo necesitarían.

Buscó una de las banquetas siguientes, tomó asiento en ella, asiento al frente de el dedicándole una sonrisa, tomó un servilleta en sus manos y continuó, continuó con lo que sería lo mejor para el.
–yo no me sentía preparada para ser madre y aun soy joven, claro que tú también, pero tu has dado el paso más importante en la vida, el paso más hermoso único y verdadero que yo aún no me he animado… te casaste. – tomó la bocanada de aire más grande de la historia, volviendo a llenarse de valor para continuar. –para mi esa fue tu mejor época, sentiste amor verdadero por primera vez y por más que ella ya no este mas físicamente está presente en ti espiritualmente, en cada paso, orgullo y risa de tu hijo.- cuando finalmente soltó, todo aquello se sentía mejor, liberada al fin, era lo mejor que podía hacer en aquel momento y cuando pudo desviar su mirada, sus ojos se clavaron en Vita, en lo contenta que estaba junto a Jacob, ambos jugando, como si fueran amigos de toda la vida. –prometo que serás feliz de ahora en más. – levantó su mano en forma de juramento. –y lo siento, me volví con el tiempo demasiado sensible, no se si hice bien en decirte estas cosas. – finalizó su frase bebiendo un poco del vaso de agua. Esperaba que Gaël  al igual que ella sanaran de a poco, las heridas siempre son difíciles de sanar, pero si son tratadas, todo es posible. Tomó su mano, la entrelazó junto a la suya y la levanto a la misma vez besando dorso, con tanto amor y cariño.  –cocinamos ¿juntos? – sería lo mejor, ambos podrían distraerse.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Dom 9 Mar - 2:22

Decirse que llegaría el día en el que pudiera pensar en Anneth y no sentir aquel vacío devastador era ser muy optimista. Sabía que jamás pasaría, que pasara el tiempo que pasara su recuerdo y la necesidad de tenerla a su lado jamás se irían, la habia amado, tanto que habia decidido tener una vida a su lado y, a pesar de que las cosas no salieron como las habian planeado, sabía que aquella chica habia quedado grabada a fuego no solo en su mente, si no también en su corazón. Pero no podía darse por perdido por el simple hecho de que la vida le hubiese dado una patada en el culo, tenía personas por las cual seguir con vida, por las que esforzarse en conseguir un punto en el que fuera soportable el vacío que habia dejado Anneth. Y eso era por lo que habia viajado hasta Estados Unidos, con la firme idea de que las cosas cambiarían y podría sanar la herida sorda que permanecía en su interior. Lo habia hecho por Jacob, por la necesidad de darle la vida que se merecía, la vida que su madre hubiera querido que tuviera; pero ahora, sabía que aquella decisión no solo afectaría, positivamente, a su hijo, si no también su estado de ánimo que, sorprendentemente, se encontraba mucho mejor de lo que recordaba desde que el fatídico día ocurriese; el simple hecho de ver a la rubia, después de tantos dias, le habia hecho sentir una holeada de tranquilidad, por una parte, estaba seguro que si ella habia podido salir adelante sola, él también podría hacer lo mismo... y por otra parte, bueno, el tenerla a su lado le recordaba tiempos de su adolescencia que le gustaría revivir.

Para Gaël fue toda una sorpresa la reacción de la menor, siempre supo que debajo de toda aquella dura e inquebrantable coraza habia una chica tierna y vulnerable, una chica que ahora le estaba mostrando sin ninguna vergüenza y eso hizo que su corazón se alivianase un poco. Noto como los ojos azules de Cocó se llenaban de lágrimas y no pudo hacer más que levantar una mano para limpiar las rebeldes lagrimas que comenzaban a resbalar por esas preciosas mejillas – Oye, no llores… - murmuro bajito, sintiendo un nudo formarse en su garganta, ni siquiera a su padre le habia dejado terminar aquel discurso sobre "la vida continua", no habia estado preparado para escucharlo, pero ahora, que escuchaba salir aquellas palabras de la menor, se daba cuenta que, de hecho, la vida si continuaba. Era joven, como bien lo habia dicho Cocó y ahora tenía una persona más por la que esforzarse y salir adelante.
Asintió a lo que salía de los labios de la rubia, sin ser capaz de mediar palabra, sabía que lo decía de corazón y con sinceridad, se vio, por primera vez en varios meses, aceptando lo que le ofrecía esta nueva oportunidad y tomando todo lo que pudiera conseguir de ahora en adelante.

Entrelazo sus dedos con los de la chica y, en el momento en que se levantaron de las bancas, halo con un poco de fuerza del brazo de Cocó, logrando que con el impulso esta cayera dentro de sus brazos, la estrecho lo más fuerte que pudo, sintiendo formarse aquellas lagrimas que se habia negado a derramar, apretó la mandíbula y se dejó llevar por la calidez y familiaridad del cuerpo ajeno – gracias – murmuro bajito, llevando los labios hasta la sien de la rubia y dejando un largo beso, cerró los ojos y poco a poco, sintió como el peso que habia estado cargando durante todos esos meses se aligeraba un poco.
Después de unos minutos de aquella forma se alejó, respirando profundo y tragando aquel nudo que se habia formado en su garganta, le sonrió y con ambas manos sobre las suaves mejillas, limpio las manchas que habian dejado las lágrimas con sus pulgares, fijando su mirada en aquellos azules y profundos ojos – tu también serás feliz – con una sonrisa, dejo un nuevo beso sobre la nariz de la chica y se alejó del todo, esta vez, sintiendo el vacío que dejaba la falta de aquel delgado y cálido cuerpo – es una promesa – llevo la mano a la rubia cabellera y la despeino un poco, antes de girarse y dirigirse hacia el mesón donde descansaban unos cuantos ingredientes, que supuso, serían los necesarios para preparar lo que fuese que estuviera interesada en hacer – y bueno, ¿Qué pensabas cocinar? – cogió una de las fresas que encontró sobre el mostrados y la llevo a su boca, sintiendo el dulce jugo – ummm, podría hacerte uno de esos postres que me enseñó a preparar… - se estuvo, no sintiéndose seguro al pronunciar aquel nombre - ¿tienes chocolate?... también necesitare un poco de crema de leche, bueno, solo si quieres correr el riesgo de morir intoxicada – bromeo, tomando otras dos fresas entre sus dedos y llevándose una a la boca, para estirar la mano y llevar la que quedaba hasta los labios de la menor - ¿Qué dices? -



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Vie 14 Mar - 19:11

Sonrió ampliamente disfrutando de la vista que el castaño le brindaba, aquella sencillez y transparencia al hablar que dejaba a Cocó con calma, aquella calma que hacía meses había perdido y con el tiempo venía recuperando. Simplemente estaba feliz. Tenía más de lo que esperaba, a su gran amigo de toda la vida junto a ella y a su hija, acompañada de Jacob, quien ahora lo consideraba con un hijo más, no conocía al niño y sin embargo podía adorarlo como si nada más sabiendo que era sangre de el hombre al cual aún sentía un inmenso respeto y admiración, al hombre que el mayor tiempo de su vida le había acompañado en cada momento.
– Soy feliz aunque no lo creas. – le habló desde donde estaba recordando el momento preciso en donde minutos atrás había abierto aquella puerta para encontrarse con su rostro, aquel bendito rostro junto a su pequeño.
– Soy feliz desde que te vi parado allí junto a mi puerta con tus valijas y Jacob a cuestas. – le respondió con total sinceridad, estaba en esos momentos en donde quería olvidar el pasado para poder continuar con su hija a solas, sin embargo los días a veces no ayudaban, los recuerdos siempre eran presentes en su vida, ya sea al ver algo como al ver a su propia hija fruto de su ex pareja. – Además fue una gran sorpresa la que me has dado, como mi regalos de navidad adelantado. –bromeó buscando la complicidad de sus ojos, sonriéndole embobada mas de la cuenta.

Alejo su cuerpo buscando cada uno de los utensilios que usaría para preparar aquella tarta que disfrutaba desde pequeña. – Te acuerdas cuando venías a mi casa, esas tardes en donde te quedabas y comíamos una especie de tarta. – suspiró tomando su celular buscando nuevamente la receta cual la había anotado allí mismo. –Bueno, la  encontré finalmente y como estoy en eso de experimentar con mis dotes culinarios. – se rió ante lo último que decía, absorta por la mirada del mayor. – Claro, pero haremos esto, mientras yo preparo mi postre tú harás el tuyo, así veremos quien cocina mejor o en su defecto moriremos intoxicados. – chasquea su lengua con gusto al verlo acercar su mano junto a la fresa que minutos antes estaba degustando.

– Debería estar prohibido intentar dar de comer a las personas. – le guiñó el ojo divertida atrapando la fresa con sus dientes, deglutiéndola rápidamente. – Aceptas mi ¿reto?. – bajó su mirada hasta la sala continua observando a los niños, Jacob con uno de los cubos de Vita, mientras que la pequeña de pocos cabellos le entregaba en su mano otro cubo más al que tenía. – Mira a nuestros hijos. – se percató de sus palabras al decirlo, “nuestros hijos” cuando fue que se le ocurrió decir eso, vamos su hijo y mi hija. – Digo, mi hija y tú hijo.. menos mal que no nos conocimos desde tan pequeños, me imagino que nuestra situación hubiera sido distinta, no lo se, tal vez hubiéramos peleado por esos juguetes. – se cruzó de brazos mirando a los dos pequeños sonriente. Vuelve su vista de inmediato  hacía Gaël  acercándose.–bueno comenzamos te parece, de seguro estás muriendo de hambre y yo igual.– le ofrece su mano para que se levante nuevamente. –crema de leche tengo en el refrigerador si quieres, por lo demás está todo aquí.– le señaló indicándole cada una de las cosas. – Por cierto.. ¿tú padre como está?, pensaba viajar pronto a Francia, hace años que no visito mi casa además quiero que Vita conozca sus raíces– le pronunció tomando otra fresa de la mesa, disfrutando del sabor.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Mar 25 Mar - 2:22

Sonrió siendo contagiado por el entusiasmo de la rubia, recordando como en aquellos tiempos, en los que eran inseparables, siempre buscaba la compañía de Cocó como si esa fuese la única forma de estar bien, de contar con una dosis completa de tranquilidad y, ¿por qué no?, un poco de felicidad. Siempre supo que Cocó tenía mucho más efecto en el de lo que se atrevía a aceptar y en ese momento, se dio cuenta que, aun a pesar del paso del tiempo, las cosas no cambiaban realmente, quizás las circunstancias y sus pasados los hicieran parecer más como buenos amigos que como antiguos novios, pero temía que con el tiempo la cercanía causaría nuevos efectos en esa relación y Gaël se sorprendió deseando que así fuera.
Tomando otra fresa entre los dedos, entrecerró los ojos y sonrió con malicia - ok, tomare eso como una especie de prueba - llevo la fresa a sus labios - y tu más que nadie sabe lo competitivo que soy - guiñándole un ojo me gire para comenzar a buscar los ingredientes que necesitaría, sintiéndome como en casa a pesar de que solo habia pasado unos cuantos minutos en aquel lugar.

Al escuchar la voz de Cocó se giró para observar a los pequeños que también parecían conocerse desde siempre, donde muchos niños llorarían y pelearían, Vita compartía sus juguetes y Jacob parecía encantado con la pequeña. Miro a Cocó a los ojos, un poco contrariado por lo que habia salido de sus labios, no porque le molestara si no porque la frase hizo crecer aquel deseo que habia sido experto en el momento en que la rubia abrió la puerta; no dijo nada al respecto, simplemente volvió a observar a los pequeños y rio ante lo siguiente que dijo la chica - tienes razón, no recuerdo nada por lo que no hubiéramos peleado o discutido - y aunque para muchos su relación era un lio, era algo de ellos, el discutir y luego simplemente alguno de los dos media o terminaban riendo, nadie más que ellos entendían el funcionamiento de aquella relación y el recuerdo hizo que la sensación de haber perdido algo se hiciera presente.
- será mejor que comience ahora antes de que Jacob se dé cuenta de que, en realidad, hace cuatro horas no come nada - se giró hacia donde se encontraba el refrigerador y tomo la crema de leche, regresando al lado de Cocó y comenzando a buscar los utensilios que usaría para cocinar el postre - mi padre está bien, un poco renuente a dejarme venir aquí, últimamente ha estado un poco más que sobre protector - hablo de aquello como si nada, como si la actitud de su padre fuese así de todos los dias, no quiso entrar en detalles aunque sabía que más temprano que tarde tendría que hablar de ello con la menor - podríamos hacer el viaje juntos, tampoco quiero que Jacob pierda contacto con su familia, además ya estaba acostumbrado a estar allá, supongo que podría notar el cambio y sentirse incomodo - hizo una mueca, no queria haber hecho algo mal en lo que al pequeño se refería – aunque viéndolo mejor – miro de reojo a los pequeños que ahora reían, completamente ignorante a la razón – creo que ni siquiera lo ha notado, Vita podría ayudarlo a acostumbrarse… el problema va a ser cuando tengan que separarse – no supo porque dijo aquello, pero en el fondo temía que en algún momento ambos tuvieran que seguir sus propios caminos. Saco de su cabeza aquellos pensamientos y esta vez continúo con la mezcla de los ingredientes que ya tenía en una vasija – ahora cuéntame algo de ti, mi padre dijo que estabas estudiando en la universidad – estiro una mano y robo una fresa de la encimera, notando, solo hasta ese momento, que el número de la fruta habia menguado y que seguramente no alcanzaría para lo que estaban pensando hacer – dime que tienes más fresas, a este paso no nos quedara ninguna – al levantar la mirada se encontró con los azules ojos de la menor, recordó aquellos dias en los que con tan solo inclinarse conseguía un beso de la chica, quiso hacerlo, pero tuvo que esforzarse por girarse e ignorar aquel deseo, quizás no habia sido tan buena idea buscarla, quizás hubiera sido mejor quedarse en Francia, pero algo en su interior le decía que habia sido la mejor decisión que habia tomado – quizás simplemente la necesitaba – se dijo para sí, dándose cuenta tarde de que, en realidad, lo habia dicho en voz alta, ahora, rezando para que la menor no lo hubiera escuchado. Levantando la mirada busco los ojos de Cocó rogando para no encontrar ningún signo de interrogación en ellos, pues no sabría que decir al respecto.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Dom 30 Mar - 3:30

– No, en eso estás confundido. – sonrió con aire natural tomando la fresa finalmente entre sus dientes. – Yo no se ya que tan competitivo eres... No se si has cambiado o si sigues siendo el mismo hombre. – y realmente tenía razón con el tiempo Cocó había cambiado, más de la cuenta, más de lo que se permitía recordar y de seguro él también, de seguro que para su propio bien. Fue entonces cuando sus pensamientos se refugiaron en el más inhóspito lugar de su mente. No era realmente feliz, si lo era en sentido en que se sentía útil siendo madre, pero a pesar de todo, a pesar de aquel discurso que había dicho tratando de darle aire esperanzador al castaño no era más un cierto modo el punto en el que la rubia  no quería ver la realidad. Le dolía. Mucho, sinceramente mucho. Cada recuerdo, cada espacio en su mente y hasta cada gesto de su hija le recordaban a aquellos momentos que jamás en la vida volvería repetir. Lion había roto aquel espacio de Cocó en mil pedazos, su corazón había sido roto, pisoteado, pegado nuevamente y destrozado otra vez, cual si se tratara de manualidad de papel y todo eso realizado por una sola persona. Le costaba reconocerlo, no era la persona de antes, ahora era madre, orgullosa por ello pero decepcionada por las situaciones de la vida.  

–tienes razón mejor comienza. – sus pensamientos se esfumaron aunque su rostro decía lo contrario sin embargo debía tomar fuerzas, no pensar en lo suyo, pensar en algo nuevo, algo esperanzador... La llegada de Gaël . Lo escuchó hablar, poniendo sus recuerdos en blanco para escucharlo atentamente a su amigo con una sonrisa de lado. – está bien lo que hace, es tu padre y de cierta forma tú eres protector de Jacob al igual que yo lo soy de Vita... Sería como un acto reflejo que solemos tener los padres. – observó a su hija nuevamente, aquella pequeña sacaba lo mejor de ella, las penas no desaparecían pero si eran borradas por unas horas gracias a su pequeña de cabellos dorados. –el es pequeño, no creo que se acuerde demasiado de Paris. – se rió ante su comentario tomando nuevamente sus utensilios comenzando a rallar el chocolate sobre un recipiente de cocina de color chillón pero a la vez sumamente decorativo. –tampoco creo que el deba separarse de Vita tan rápido. ¿No lo crees así?, aún no te dije que te vayas, tampoco hemos peleado, nos falta mucho. – le sacó la lengua en un tono gracioso recordando lo malo y lo bueno de su relación. Terminó de rayar el chocolate y lo dejó finalmente en la encimera hacía un costado esperando tener más espacio para seguir con lo demás. –deja, traeré las fresas yo por ti. –se quedó totalmente paralizada. No pudo evitar chocar su mirada con la suya, aquellos orbes oscuros que tanto fascinaban a Cocó en su pequeñez le resultaban nuevamente tentadores como lo eran en su época. Su mirada bajó lentamente por su nariz recordando sus susurros contra su piel y aquel choque de la suya con la de el. Su mirada fue más allá de todo, finalmente llegando a la curvatura perfecta de sus labios. Un tanto secos, un tanto quebradizos pero aún así resultaban ser perfectos, justos y sobre todo deliciosos, años sin probarlos y aún así podía recordar su sabor. –si,definitivamente voy por lo que te dije – se alejó lo más rápido posible antes de terminar presa en sus brazos. –bueno hay lo suficiente como para que prepares aquello que quieres hacer. – tomó unas cuantas frutas en sus manos y regreso nuevamente a su posición anterior acercándose a el. Lo escuchó, lo escuchó profundamente y su corazón se aceleró, no sabía bien el porque, tal vez su comentario era referido a cualquier cosa menos de lo que Cocó podía esperarse. – ¿Qué necesitabas? ¿Las fresas?. – sus mejillas se enrojecieron de inmediato su color rojizo podía notarse desde sus pómulos hacía el borde de su escote. –tengo una idea, tú cocinas para mi y  yo dejaré mi postre para mañana, ahora voy hacer la comida para jacob y para Vita de seguro mueren de hambre – el niño estaba muriendo de hambre aunque con los juegos y la distracción de seguro no se acordaría y Vita por su parte tenía un horario de comida. –¿te puedo preguntar algo?. – se acercó a su cuerpo despacio como si lo hiciera para que nadie los escuchara hablar, sin embargo allí no había nadie, tan solo aquellos pequeños que aún se divertían. –te molestaría si yo.. no se por esas casualidades yo me sacara leche para que se la de en su biberón a Jacob, es que yo puedo hacerle algo de comer pero, el verá a Vita y luego querrá de lo mismo, los niños son así, además yo antes de dormir siempre acostumbro a Vita a darle al menos un biberón o darle el pecho. – pauso relamiendo sus labios observando las fresas con gusto y volviendo a mirarlo nuevamente. –no se tan solo digo, eres el padre me parece correcto preguntarte mañana prometo ir por el tipo de leche que el necesita. – era necesario preguntarle, no se metería en la crianza de su hijo porque realmente no le correspondía.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Sáb 19 Abr - 3:40

No fue inmune a la mirada que la menor le regreso, si no se estaba dejando llevar por sus deseos internos de volver a repetir la historia que años atrás habia vivido con la rubia, podría jurar que ella estaba pasando por una situación similar a la de él, donde los recuerdos, los anhelos y el deseo de dejar de sentirse solos se estaba convirtiendo en una aliciente para volver a fijarse en el otro, o al menos, era eso lo que interpreto en la mirada que Cocó le dedico.  Si la situación hubiese sido diferente, si en ese momento de su vida no tuviera que pensar primero en Jacob y, como bien podría saber él, la menor no tuviera en un primer lugar a Vita, seguramente Gaël no hubiese perdido tiempo charlando, no hubiera perdido tiempo pensando en si era lo correcto o no para hacer. Sin duda alguna, hubiera ido por lo que queria de la rubia, la hubiese besado hasta que el sabor de sus labios volviese a grabarse a fuego en su mente.
Pero las cosas no eran de esa forma, las circunstancias habian cambiado y, en ese momento de su vida, Gaël SÍ tenía que pensar primero en Jacob, dejar sus necesidades de lado y concentrarse, de ahora en adelante, en lo que sería mejor para su pequeño. Así que, haciendo acopio de toda su fuerza de voluntad, Gaël saco de su cabeza aquellos “insanos” pensamientos y regreso a lo suyo, aunque el deseo y la necesidad de sentir a Cocó no se fue tan fácilmente, si iba a estar con ella de ahora en adelante, tendría que aprender a convivir con esto.

Y para su mala suerte, al parecer Cocó habia escuchado cada palabra que habia dejado salir de sus labios. No quiso decir nada, simplemente le sonrió y asintió, sintiéndose incapaz a negar que lo que realmente necesitaba era a ella, a su lado… pero no simplemente como su amiga. Queria pensar que se trataba de la soledad que estaba comenzando a experimentar, sí, seguro se trataba de eso. Así que simplemente se conformó con tomar la fruta que habia traído Cocó y seguir con la preparación del postre que intentaba hacer.
- estupendo – murmuro sin aun ser capaz de mencionar algo más, concentrándose en la preparación del postre y pensando en que sería una buena idea el pedir algo más, después de todo, dudaba que una simple tarta de fresas y chocolate pudiera calmar el hambre que estaba comenzando a sentir. Pero eso lo dejaría para más tarde, mientras tanto, se dedicó a cortar las fresas en trocitos y depositar huevos en un recipiente para luego batirlo junto a la harina que creía era conveniente para la mezcla.
Justo en ese momento, cuando estaba comenzando a sentirse más tranquilo, Cocó volvió a hablar, ladeo el rostro para observarla y se encogió de hombros – no lo tienes que preguntar, simplemente hazlo – le sonrió, esperando por la pregunta que parecía estar inquietando a Cocó, pero nada de lo que hubiera podido decirle le hubiera preparado para lo que escucho, de hecho, estaba seguro de que si hubiera tenido algo en la boca lo hubiera escupido sin más, y no es que le alarmara que Cocó quisiera alimentar a Jacob, ni siquiera sabía a ciencia cierta qué fue lo que más lo cogió de sorpresa. Quizás solo fuera el hecho de imaginar a la rubia dando de mamar a su pequeño, un acto tan normal pero a la vez tan íntimo entre una madre y su hijo. Recordaba cuantas veces deseo poder ser capaz de sentarse junto a su esposa y observar mientras esta daba de comer al pequeño que ambos habian engendrado, ese habia sido uno de sus mayores sueños desde que supo que iba a esperar un bebe. Pero no habia podido vivir esa etapa en el crecimiento de su hijo y ahora, sin más, como si se tratara de cualquier otra cosa, Cocó se estaba ofreciendo… no sabía que más pensar, solo que ella lo hacía sin malicia alguna, sin dobles intenciones y seguramente solo con la idea de ayudar, de ser útil. Conocía muy bien aquel instinto en la rubia de querer ayudar a todo al que pudiera, pero, algo muy en el fondo de su ser, deseaba que no fuese aquel instinto el que impulsaba a la rubia a ello, sino más bien que era capaz de ver a Jacob como algo más que el hijo de uno de sus amigos…
- Claro – hablo casi en un susurro. Se aclaró la garganta y rio bajito, de hecho, también habia estado pensando en otra serie de cosas que no tenía nada que ver con su hijo y todo que ver con aquellos… bueno, no queria entrar en detalle en ese mismo instante, así que, restándole importancia, regreso su mirada a la rubia y le sonrió ampliamente – es una buena idea, Jacob no ha conocido los beneficios de la leche materna… me harías un enorme favor con ello – levantando una mano, paso un mechón del rubio cabello de Cocó, detrás de su oreja, asegurándolo allí solo para que, en el mas ínfimo movimiento, volviera al lugar anterior – gracias Cocó, de verdad – y no solo le agradecía por todo lo que estaba haciendo por él, sino por el consuelo que significaba el tenerla de nuevo en su vida.
– Estaba pensando en pedir algo de comer para nosotros, ya me conoces y no creo que con este postre sea suficiente – ya habia terminado de mezclar los ingredientes así que, después de dejarlo en un recipiente que usaría para meterlo en el horno, se giró para mirar de nuevo a la rubia – necesitas que te deje sola… emmmm uh, ya sabes – y sin haberlo planeado, bajo la mirada hasta los pechos de la rubia, repentinamente, sintiéndose estúpidamente celoso de Jacob – creo que iré a desempacar lo necesario para darle un baño a Jacob – intento salirse por la tangente, pero aun así, sin ser capaz de desviar la mirada, solo hasta que supo que estaba abusando, la levanto de nuevo, ahora, estando avergonzado por su actitud – si necesitas algo, estoy a un grito de distancia – le guiño el ojo y salió tan rápido como fue capaz, en parte, deseando regresar y hacer lo que tanto deseaba. Pero sabía que no sería lo correcto, así que mejor se mordía la lengua y se alejaba todo lo posible de la menor, solo así, estaba seguro que no sucumbiría a la tentación… aunque, debía pensar que no podría huir de ella todo el tiempo, después de todo, iba a pasar más tiempo con ella de ahora en adelante.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Dom 20 Abr - 1:37

-No tienes porque agradecer, te quiero demasiado y lo sabes, yo tan solo hago esto para que tú y Jacob esten a gusto no me gustaría que el niño no se adaptara y tu te terminarás yendo de mi vida.- suspiró levemente.- que te vayas nuevamente.- realmente Cocó estaba siendo sincera y mas con el quien era su amigo y se debía su completa sinceridad, ante todo Cocó era madre y perfectamente conocía a su hija como así podría conocer a Jacob de cierta forma desde el minuto cero en que había tenido a Vita tenía aquel instinto de conocer a los niños y sus manías, si bien nadie se imaginaba a la rubia de aquella manera ella podía apostar a su cambio fue gracias a rodearse con pequeñas criaturas, así como lo era su hija quien había ayudado en mantener estable a la rubia por cierto tiempo en el que no quedaban casi nada de ella y podía ser totalmente un despojo humano. –perfecto pide algo de comer mientras primero preparo aquí la comida para Vita y para Jacob y luego les doy el pecho a ambos.- la menor le sonrió con complicidad, notando aquella mirada suya tan particular, era hermoso, tan hermoso como lo recordaba, solo que ahora era mayor, tan hombre y decidido crecido en todos sus aspectos, sin duda le seguía atrayendo como antes pero ahora mucho más.

La menor se dirigió hacia la heladera sacando un pequeño “tuperware” en donde guardaba la comida de Vita clasificada, no quería que comiera cualquier cosa por lo que Cocó cada día mantenía la dieta de su hija así como le había recomendado el medico. Prendió la cocina rápidamente llevando hacía la hornalla una pequeña asadera apoyando allí pequeños trozos de carne blanca, el pollo el gustaba demasiado a Vita y de seguro que al pequeño Jacob también. Aquello no tardó en cocinarse cuando Cocó dejo un poco de puré de calabaza preparado sobre una olla pequeña. La verdad es que una mujer siendo modelo no se la podía imaginar en la cocina, sin embargo la rubia desde que se había mudado sola desde pequeña aprovechaba cualquier momento libre para practicar en la cocina y cocinarse cualquier cosa, desde postres hasta comidas mas elaboradas y aunque no lo pareciera tenia mano para ser chef si lo deseaba.

No quería sentirse como una idiota pero estaba en todos los detalles, claro que un baño no estaría mal pero preferiblemente prefería bañar a ambos ahora y luego darles de comer como correspondiera así podría descansar mejor. Se acercó hacía el pasando por entre medio de los niños quienes estaban jugando prácticamente a mirarse fijamente y reírse, vaya a saber de que hablarían los pequeños a ese tiempo de edad. –escucha.. – la menor se acercó mas de la cuenta hacía el mirándolo fijamente a los ojos. –Si le das el baño ahora y luego le das de comer será mejor, te lo digo porque lo se, puede dolerle luego la panza. – Cocó había tenido una situación parecida hace unos meses con Vita, la recuerda perfectamente porque había pasado casi toda la noche en el hospital llorando aunque el medico le había dicho que no era tan grave como ella se imaginaba. Su proximidad fue mayor sin embargo tuvo que obligarse a alejarse, el hermoso olor que emanaba su cuerpo era capaz de llegar a sus fosas nasales atrayéndola nuevamente hacía el, no sería tan injusto volver a caer en sus brazos, si se ponía a pensar, sus mejores momentos fueron a su lado, con su primer amor.  Vio a su hija como gateaba hacia las piernas de su madre, agradecía a la pequeña de cabellos dorados que se acercara a ella, le había evitado cometer una gran locura. –los bañamos ¿quieres? – volvió a preguntarle tomando a su pequeña en brazos riendo un poco al notar la cara de su hija un poco manchada.Mientras tanto Jacob seguía sentado viendo a lo lejos a su pequeña amiga. -Espera..- la menor no tuvo mas razón para evitarlo, caminó hacia donde el pequeño y de un instante lo tomó en sus brazos.- Espero que sea la última vez con los dos no puedo.- Miró al pequeño recostarse sobre su pecho como si buscara calor, no pudo evitar mirarlo y sonreír ante el hermoso gesto del pequeño.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Lun 21 Abr - 1:24

La presencia de la rubia justo al lado suyo lo tomo por sorpresa, habia estado tan ensimismado en sus propios pensamientos que no la habia visto llegar. Debía aceptar también, que estaba un poco alterado por el rumbo que estaban tomando sus pensamientos pues, al decidir que queria venir a buscar a Cocó, jamás se le paso por la cabeza que, aquellos sentimientos que una vez compartieron, podrían estar igual de vivos, casi intactos y, si se ponía a detallar mejor, parecían haber crecido, o al menos ahora se trataba de algo más maduro. Gaël habia vivido lo suficiente como para saber que no vale la pena él ir por el mundo de mujer en mujer y, a pesar de que gran parte de su vida se habia basado en eso, se podia afirmar con toda seguridad que las dos únicas mujeres, a las que habia querido de verdad, les habia dado todo de sí. De hecho, con una de ellas habia intentado formar una familia; que el destino se haya ensañado con él y se la hubiera arrebatado, era otra historia.
Pero ahora él estaba allí y no podia negar que el deseo y el cariño se estaban filtrando por sus poros, pensando que, hoy en día, habia muchas más cosas que lo unían a Cocó, ya no solo eran las cosas que los habian acercado años atrás, si no que también estaba la experiencia, que en sus cortas vidas, habian logrado reunir, además de aquellas dos criaturas que parecían ser el sol de ambos.

Así, Gaël tuvo que reprimirse las mil y una cosas que tenía en la cabeza. Se sentía un poco abrumado y desconcertado por el giro que habian tomado las cosas para él, pero también tenía que recordarse que no solo podia pensar en sí mismo, si no que ahora también debía pensar en tres personas más a las que les debía toda su lealtad; Gaël no queria complicarle la vida a Cocó, así que debía permanecer tras la línea. Al menos, lo intentaría.

Mirando a Cocó, le sonrió, le sorprendía la familiaridad con la que hablaba de niños cuando él aún estaba intentando acostumbrarse. Era asombroso e hizo que una ráfaga de orgullo lo invadiera - sí, eso mismo estaba pensando hacer. Aunque debo advertirte que lidiar con Jacob y la bañera no es cosa fácil - termino de sacar el kit de aseo de Jacob y lo dejo a un lado, en todo momento, procurando no perder detalle de la menor.
Fue la pequeña Vita quien rompió el hechizo, recordándole que no estaban solos y que debía volver a su trabajo como padre. Una sonrisa se formó en sus labios al momento en que vio a Jacob casi implorando con su mirada el ser sostenido por la rubia, si habia estado temiendo que no pudiera adaptarse, pues ya podia relajarse pues el pequeño parecía estar tan cómodo como él mismo se sentía.
Pero fue el ver a Cocó con los dos niños lo que le lleno el corazón de una alegría que, desde la muerte de su esposa, no sentía. Jacob necesitaba una figura materna, lo sabía, aunque nunca antes habia sido un tema para preocuparse, ahora que lo veía junto a la rubia, deseo que pudiese haber una mínima probabilidad de que aquello se dice con ella.
- No deberías mal acostumbrarlos - murmuro al tiempo en que seguía a la rubia hasta el baño, en este habia una gran bañera y todos los productos necesarios para un agradable baño - se ve bien contigo - murmuro aún más bajo, sintiendo sus mejillas arder - a veces suele ser un poco arisco, sobre todo con personas que apenas conoce - dejando las pertenencias de su hijo a un lado, tomo en brazos al pequeño, librando a la menos de aquella carga y depositándolo sobre la tapa del inodoro, comenzó a desvestirlo, notando como Jacob se iba tensionando pues ya anticipaba el inevitable baño - no sé si sea buena idea bañarlos juntos, Jacob suele ponerse un poco... - el niño ya estaba comenzando a hacer pucheros, sus ojos agrandándose y aguándose con cada media que sacaba - ey, ey... campeón, ya es hora de un baño - hizo cosquillas en su pequeño vientre para intentar calmarlo, pero con Jacob aquello era imposible, eso Gaël bien lo sabía. Mirando a la rubia, le brindo una sonrisa de derrota y se encogió de hombros - suele ponerse histérico - termino la frase anterior, regresando a su tarea con el pequeño, ignorando que este ya comenzaba a dar manotazos para evitar que terminaran desnudándolo - no sé porque le tiene tanto miedo al agua - y es que no sabía cuál era el fundamento de ello, simplemente, Jacob odiaba bañarse - lo siento - observo a la menor con remordimiento, a esas alturas se podían escuchar los gritos de Jacob por todo el lugar, temía que también alterara a Vita - no quiero causarte problemas con Vita - se mordisqueo el labio y tomo en brazos a su pequeño, rogando a que este se calmara, aunque bien sabia, aquello sería muy difícil que sucediera.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Lun 28 Abr - 21:11

Cocó estaba realmente sorprendida, no recordaba lo mucho que lo extrañaba o mejor dicho lo mucho que podía sentir al tenerlo así de cerca. Vamos no se necesitaba ser experto para saber que en aquella sala había demasiada tensión, era más que obvio que ambos tenían la necesidad de abrazarse y de besarse al cansancio o al menos la rubia lo veía así. Veía en los ojos del castaño la claridad que hacía meses no tenía, sin embargo quería no ser sincera, respecto a todo sentimiento quería negarlo, el amor le había dejado secuelas grabes y por mas que se tratara de Gael, quien el en si fue su primer amor, le daba miedo de ser rechazada nuevamente. La rubia caminó con ambos niños hacía el baño, el castaño la seguía rápidamente cargando las cosas de Jacob, todo lo referido al baño al decir verdad. Su comentario acerca de que se veía bien juntos con Jacob la hizo sonreír notando unas pequeñas arrugas en sus mejillas, siempre se formaban dos pequeños hoyuelos cuando ella sonreía y más cuando esa sonrisa era provocada con cierta ternura, algo que lo caracterizaba a Gaël. – si el se siente cómodo puedes apostar que yo también. – la rubia finalmente le entregó al niño en sus brazos para que el pudiera bañarlo como correspondía, mas tarde sería el turno de Vita aunque el sueño la estaba dejando vencer fácilmente, la pequeña desdentada estabas durmiéndose sobre el pecho de su madre tocándose su propio oído por acto reflejo, en su mayoría los niños hacía eso cuando sentían la necesidad de descansar y así era. Cocó Miró al pequeño Jacob y luego al padre del menor, se notaba que no era nada fácil aquello y hasta un simple baño solía ser complicado para alguien que apenas contaba con las fuerzas necesarias para criar a un hijo sin tener la compañía de una mujer a su lado. La rubia lo entendía solo que para ella de ser madre soltera aquello como “un baño” no se le solía complicar puesto a que esas cosas siempre las realizaba una mujer y no un hombre. Tenía la necesidad de meterse, de ayudarlo y poder tomar al niño así todo sería mas fácil sin embargo no objeto nada, no podía meterse en la vida de Gaël así de fácil, por más que sea lo mínimo como aquello lo era. –con el tiempo se va a acostumbrar a mi no me molesta sus berrinches, es más, de seguro abran días en donde tenga que bañarlo yo si tú no estas. – la menor trató de darle cierto aliento, lo mínimo que se le vino a la mente, no era gran cosa pero Gaël debía saber que ella estaría siempre para el de ahora en más.

Vita parecía no inmutarse ante los alaridos del pequeño de cabellos dorados, se notaba que en el día de hoy había disfrutado tanto el paseo con su madre como el momento a solas jugando con su nuevo amigo. – Haremos esto, yo llevo a Vita a la cuna, ella esta dormida  mientras ella duerme, yo me encargo de este pequeño. – No podía ver al niño ponerse así, Cocó ante todo era madre y lo que menos le gustaba es que un niño tan pequeño se sintiera incomodo de aquella manera. –yo lo calmo ¿Cuánto apostamos?. – le bromeó divertida alejándose de la puerta del baño para depositar a su pequeña en la cuna, dejando la luz tenue por si las dudas.
Cocó regreso hacía el baño, vio al niño aún lloriqueando, no lo pudo evitar y lo tomó en sus brazos. – Ni te imaginas lo que voy hacer.- lo miró al mayor riendo levanto al niño con ambos brazos. La rubia pego su boca hacía la barriga del niño y con ella le hizo cosquillas, el niño comenzó rápidamente a reír a carcajadas, se olvido enseguida de su llanto. – ¿vamos al agua pato? – Jacob mostró casi todos sus dientes asintiendo levemente.  – Al agua pato, pato.. sin los zapatos pato – cocó comenzó a cantar como si nada, se agachó con el niño en brazos, metió su mano dentro del agua, la temperatura era perfecta, no abría problema para bañarlo enseguida. Jacob golpeó sus manitos como si estuviera aplaudiendo, Cocó ni se inmutó de la presencia de Gaël, sonreía de la misma manera que el pequeño. Sin que tomara frío termino rápidamente con el procedimiento, lo enjuago, lavó su cabello despacio con el shampoo especial para niños y luego lo tomó en sus brazos envolviéndolo con su toalla, aquella  que tenía unos bonitos dibujos de niño. –Viste, quien lo diría de una modelo. – le sacó la lengua entregándole al niño en brazos. –cámbialo yo iré a prepararle la comida y bueno no me quedará mas que llamar a Vita aunque creo que hoy no la bañaré. – le sonrió mirando su camiseta, Cocó estaba completamente mojada, sin embargo no le importo, el ser madre siempre conllevaba a no estar tan limpia. –te espero abajo. – La rubia salio rápidamente de allí pensando en todo, se sentía sumamente rara, no por lo sucedido sino porque quería saber que estaría pasando por la mente de Gaël.
No tardó mucho, la rubia tenía la comida de los niños lista. – Gaël ¿puedes traer a Vita?.- la menor se asomó por la escalera elevando la voz esperando que bajara finalmente con ambos niños.




____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Mar 6 Mayo - 1:05

Sorpresa es decir poco para expresar lo que Gaël sintió al momento en que vio a Jacob tan cómodo y tranquilo mientras tomaba un baño en manos de la rubia, hasta ese momento, habia sido toda una batalla el lograrlo, Gaël lo habia intentado todo, desde muñequitos acuáticos hasta bañarse con el pequeño, pero no habia logrado calmarlo, solo habia conseguido alterarlo más y, para ser sinceros, aquello lograba partirle el corazón, no sabía si era que le faltaba aquel instinto o simplemente no era un buen padre. Todo lo que Gaël sabia era que queria cuidar de su pequeño, pero hasta ese momento, ni siquiera habia sido capaz de tener un baño tranquilo con él... Pero ahora, parecía como si la rubia hubiese sido enviada por algún poder celestial, parecía tan experta y hábil a la hora de cuidar niños, que no quiso pensar que aquello solo fuese cosa de mujeres, pero definitivamente, Cocó tenia aquello del don de madre. Y de nuevo estaba allí aquella sensación de querer compartir a Jacob con ella, no para liberarse de la "carga", sino para aprender de ella, porque, por lo que podia ver, tenía todo un arsenal de trucos para aprender y además, un hombro en el que apoyarse... eso era Cocó para él, no solo su mejor amiga, si no aquella persona en la que sabía siempre podría confiar... ¿no era eso lo que se necesitaba?, ¿no era aquello suficiente para estar seguro que era con Cocó con quien desearía intentarlo de nuevo?...
 
Para cuando dejo de estar divagando entre el mar de sus pensamientos, se dio cuenta que Cocó habia terminado con su trabajo, ahora, le estaba entregando un Jacob sonriente y limpio, parecía improbable pero ahí estaba la prueba indiscutible de que Cocó se habia convertido en una madre excepcional - aun no lo puedo creer - murmuro al tiempo que tomaba a Jacob en brazos y le secaba su pequeña cabecita. Asintió a las palabras de la menor, un poco aturdida, pero sintiendo aquella sonrisa, ahora frecuente, formarse en sus labios.
En el momento en que la menor salió de la habitación, sintió como si una parte de si, se fuera con ella. Era ridículo puesto que seguían estando en la misma estancia... pero no pudo evitarlo. Aun así, siguió en lo suyo, colocándole la pijama a su hijo y el pañal para la noche, luego fue al cuarto de Vita y la encontró ya en un sueño profundo, con su carita relajada y su respiración apaciguada. Era hermosa y no pudo evitar notar los muchos parecidos con Cocó, no quiso pensar que aquella criatura compartía el ADN de alguien más, para Gaël, aquella hermosa niña era solo de Cocó.
Los minutos pasaron y antes de que pudiera darse cuenta, Cocó ya los estaba llamando para cenar. Se inclinó hacia la pequeña y con cuidado acaricio su pequeña mejilla, para luego pasar un brazo bajo su cuerpito y levantarla, aun no sabía cómo cuidar a un bebe, pero hacia lo que mejor podia. Y al parecer aquello funciono, pues la bebe no se alteró, al contrario, se acomodó en su pecho y siguió como si nada, Gaël no tenía corazón para despertarla.
Cuando baja, con ambos niños en brazos le entrega a Vita a la menor, acto seguido se sentó con Jacob y comenzó a alimentarlo. El ´pequeño parecía encantado, tanto que en menos de nada habia terminado y Gaël estaba sosteniéndolo, esperando que soltara los gases. No podia creer lo fácil que habia sido tratar ese día con Jacob. Tanto que para cuando se dio cuenta, el pequeño estaba respirando tranquilamente y chupando su dedito gordo, tan profundo que aun cuando Gaël se levantó y subió las escaleras con él, lo deposito en la cuna que compartiría con vita y le dio un beso en su pequeña frente, en todo ese proceso, el pequeño apenas suspiro, demostrando lo satisfecho que habia quedado después de aquel largo día.
 
Después de acostar a Jacob, el castaño regreso a la primera planta donde comenzó a buscar los números para pedir algo de comer, se decidió por un algo rápido pero que sin duda calmaría su apetito. Pidió pizza, dio la dirección y regreso a la cocina donde encontró a Cocó... ahora estaban solos, los niños dormían y, de alguna forma, eso hizo que algo se encendiera en su interior, sabía que se habia prometido no dar ningún paso en aquella dirección, pero no podia evitarlo, Cocó era como un imán para él y con cada paso que daba sentía que se perdía mas en aquella atracción a la que simplemente no podia negarse. Lentamente se acercó hasta que quedo justo a su lado, cruzo los brazos sobre su pecho y mordisqueo su labio. No era incomodidad, más bien era aquella sensación de no saber cómo filtrar lo que habia en su cabeza antes de que saliera por sus labios. En ocasiones Gaël solía ser muy impulsivo y sincero, en ese momento, no sabía si sería lo correcto.
Tomo un poco de aire y se giró hacia la menor, entrelazando los dedos con los de esta, la empujo hacia su cuerpo. En un tiempo atrás, aquello habia sido de lo más normal, la forma en como solían comunicarse, sin palabras, solo el sonido de sus respiraciones y las manos del otro sobre sus cuerpos. Era suficiente y, en ese momento, cuando rodeo a la rubia y la acerco a su cuerpo, se dio cuenta que seguía siendo igual, nada habia cambiado a pesar de que el tiempo habia trascurrido.

Sus brazos se estrecharon alrededor del delicado cuerpo de la rubia, su rostro cayo justo en el hueco de su cuello y hombro y sus manos se aferraron a su cabello y cuello, como si de ello dependiera su vida - te extrañe - murmuro, sabiendo que las palabras sobraban pero aun así tenía que decir aquello antes de que se ahogara con las palabras - no sabía cuánto... hasta este momento - dejo un fugaz beso sobre la piel del hombro de Cocó, ajeno a las consecuencias... ya no le importaba, Gaël se habia acabado de dar cuenta que simplemente era imposible resistirse a la menor, nunca habia sido capaz de hacerlo y estaba muy malditamente seguro que ahora no iba a comenzar.



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Dom 11 Mayo - 2:59

Cocó tenía aquel aspecto  de persona inútil, sin embargo con el tiempo  fue cambiando. Por las mañanas solía ir a aquello eventos donde la solicitaban,realizaba fotos para cualquier campaña como toda modelo profesional e inclusive iba a  aquellos casting que solía hacer con tal de caminar en la pasarela próxima de algún país Europeo.
Por la tarde solía ser otra mujer. Aquella desinhiba, con ropa suelta limpiando cada rincón de su casa como si le era posible. Muchas veces solía cambiar de parecer, se interiorizaba con el aspecto de su casa y hasta corría los muebles pesados de lugar con tal de hacer  un poco de "feng shui", locuras que le  habían surgido luego de pelearse definitivamente con el padre de su hija. En aquel cambio entraba Vita. Cocó se había leído cientos de libros de como ser madre, de como alimentar a su propio hijo y como saber si aquel tiene algún problema o no, más allá de la lectura que había realizado con cada uno de ellos, eso no le había bastado para comprender lo que es ser madre. Al principio le parecía todo fácil y más en los primeros meses en donde Vita la mayor parte del tiempo dormía. Los cambios surgieron a partir del sexto mes, en donde la niña había comenzado a comer, aquello había sido todo un problema para la rubia quien estaba acostumbraba a preparar poca comida o mejor dicho casi nada. Las primeras papillas con nestum no le salían del todo bien, sin contar que se le quemaba muchas veces el alimento para su hija.

{...}


Su pensamiento era totalmente invalido. La rubia tenía frente de ella al hombre quien le robaba los suspiros cuando era menor y ahora pensaba en ¿su vida?, vamos.. aquel no era realmente el momento para pensar en estupideces, estaba con Saint Clair, ¿Qué más podía pedir?. La rubia terminó de alimentar a Vita quien se había dormido rápidamente en sus brazos, el jugar con el pequeño de cabellos dorados le había traído suerte, ahora Vita podría tener un amigo con el cual compartir sus cientos de juguetes. La rubia se paró de su lugar llevando a su niña hacía su cuna, una muy mullida traída especialmente de Francia regalo de su abuela Materna. Acto seguido observó a su amigo que hacía lo mismo con Jacob. La menor se adelantó y bajo rápidamente las escaleras sin objetar y sin compartir mirada alguna con el mayor. Comenzó la rubia por limpiar los platos pequeños de los niños, unos muy coloridos que le habían regalado a la pequeña desdentada hacía tiempo. Cocó sintió tan cerca la respiración del mayor, casi su piel se erizó por completo, era momento de decirlo, podía quedarse rendida a sus pies en cualquier momento. Una sonrisa picara se dibujo en sus labios, la rubía no pudo evitar reír sin contar que sus mejillas se habían enrojecido cual tomate. En su momento de imprevisto dejó que entrelazara sus dedos con lo suyo, aquella unión tan intima que habían tenido alguna vez se volvía a repetir.

¿Lo extrañaba?, realmente si. Era Gaël  quien más conocía en intimidad a la rubia, podía apostar que con el solo roce de su mano por su efímera y aterciopelada piel era capaz de sentir aquellos recuerdos ocurrentes en donde los dos jugaban amarse de manera experimentada.  – Es muy raro esto. –  la rubia rodeó sus brazos alrededor del cuerpo del joven como si solo aquello bastara para saber que ambos se complementaban como fichas de un mismo domino.   – Tengo ganas de hacer algo.. Algo que no me animé hacerlo por el propio respeto de tu hijo. –  la menor se aclaró la voz tomando el rostro de Gaël con ambas manos, como si de un niño se tratara. Lo miró profundamente y lentamente se acercó a el para depositar un beso en la comisura de sus labios. Tenía miedo de ir mas allá de lo indebido, respetaba a su hijo y más que nada a su historia. Apoyó su frente con la suya cerrando de un instante a otro sus ojos, recordando sus momentos, aquellos de completa felicidad. –Yo no quería irme, lo siento por no llamarte en todo este tiempo, por no verte, por no saber de ti.– se sentía culpable, de cierta forma ella se había alejado de toda su vida para vivir sola y viajar por casi todo el mundo, Gaël había entrado siempre en los planes de la rubia y cuando le sea posible se había jurado ir a visitarlo, algo que había incumplido y muchas veces se lo reprochaba con cierto dolor. –Deja que te cuide, quédate todo el tiempo posible, nos debemos mucho tiempo juntos.– la rubia inspiró profundamente sintiendo el aroma del castaño, se sentía provocada a seguir más allá, a besarlo hasta el cansancio mismo, sin embargo el timbre los había interrumpido, era la pizza quien había llegado.

Cocó abrió sus ojos encontrándose con los del joven, sonrió negando por si sola a aquella maldita y jodida interrupción. – ve por la comida, yo pondré la mesa para ambos.– rozó sus labios apenas con el castaño, no lo pudo evitar pero con aquello tan solo llevaba a provocarlo un poco más, al menos no había perdido aquel toque de mujer. Dejó que se retirara de la cocina, por su parte no tardó en poner la mesa, con sus respectivos platos y cubiertos, sin contar con una botella de vino, una que guardaba de manera especial en su alacena y que en algún momento usaría, aquella era la mejor ocasión. –bueno, la combinación del vino con una simple pizza no es tan buena, sin embargo es lo mejor que pudimos hacer hoy.– tomó asiento cerca del lado izquierdo de la mesa, esperando a que dejara la pizza sobre aquella tabla para comenzar a cortarla en porciones iguales.



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Dom 1 Jun - 5:17

Era como si la ficha que le habia faltado todo este tiempo, por fin hubiera encontrado su lugar. De alguna forma, se sentía completo, su cuerpo estaba más relajado y su respiración volvía a ser constante. Hacía mucho tiempo que no se sentía de aquella manera.
Desde que su esposa muriera, la angustia y la ansiedad habian dominado su vida, la única luz que lograba ver era la sonrisa de su pequeño y el saber que aquella pequeña criatura era fruto de un amor incalculable. Pero aun así, siempre quedaba el desosiego de la perdida, el no saber qué hacer, que paso dar. Sin creerse en absoluto que en algún momento pudiera retomar su vida, ser feliz y encontrar a alguien que lograra ayudarlo a sanar la herida. Hasta ese momento Gaël pensaba que no era posible, la perdida habia dejado una herida incurable, que en vez de sanar con el tiempo, parecía infectarse y agrandarse.
Pero en ese momento, entre los brazos de Cocó, vio una luz de esperanza. Aquella chica rubia de ojos expresivos y hermoso, era quien lo habia tomado de la mano y habia caminado junto a él años atrás. Un amor un tanto ingenuo e inocente, pero del tipo que deja mella en las personas. Y ahora estaba allí, con ella y podia sentirse feliz de nuevo, sabía que no era algo efímero pues ese era el efecto que Cocó tenía sobre él.

Escuchando sus palabras. Gaël se relajó por completo, pegando aún más su cuerpo al de la menor y disfrutando de aquel contacto. Fue entonces cuando Cocó tuvo su rostro entre las manos que abrió los ojos y la contemplo. Era una mujer esplendida, hermosa vieras por donde la vieras, pero sus ojos eran algo que jamás podría alcanzar a describir con los adjetivos correctos. Se perdió un instante en estos, admirándolos, recordando viejos tiempo y añorando un futuro siendo capaz de seguir observándolos.
Sentir sus labios tan cerca casi lo hacen perder el control, pero se contuvo, dejando que la rubia apoyara la frente y disfrutando de aquel abrazo. Sonrió al escuchar sus palabras, no tenía nada que reprocharle - ssh, no te disculpes, hiciste lo que tenías que hacer y - levanto una mano para acariciar su mejilla, alejándose para sonreírle - recuerda que yo también pude haberte buscado... pero no lo hice - se sentía culpable por ello, pero también hizo lo que tenía que haber hecho, en ese momento de sus vidas sus caminos tenían que separarse, hubiera sido aún más doloroso intentar llevar una relación con todas las implicaciones que hubiera significado en ese momento de sus vidas.

Antes de que pudiera decir algo más, el timbre sonó y a regañadientes, se alejó de la rubia. Le sorprendí un poco aquel efímero roce, pero no se quejó, era justo lo que deseaba y, en ese momento, se prometió que no lo dejaría así, queria besarla, demostrarle con acciones lo mucho que la habia echado de menos.
Se dirigió a la puerta y después de pagar regreso a donde estaba la rubia, con la mesa ya puesta. Abrió la caja de la pizza y dejo una porción de esta en el plato de la menor y otra en el suyo, para después coger la botella de vino y destaparla, sirviendo luego las dos copas - no es una mala combinación y no me estoy quejando - la miro a los ojos, sonriéndole - y es perfecto - no solo se refería a la comida, también se refería a todo lo que habian descubierto hasta ese momento el uno del otro.

Sin más para decir por el momento se sentó a comer con la rubia, disfrutando del sabor de aquella pizza y descubriendo lo hambriento que se encontraba después de un día tan agotador. Hablaron de todo y de nada. Por su parte, Gaël le conto lo que habia estado haciendo hasta ese momento, sobre el negocio de su padre y como él se habia tomado un año sabático para poder organizar su vida después de la pérdida de su esposa. No entro en detalles pero sabía de sobra que Cocó lo entendía.
Después de tres porciones de pizza, decidió que era suficiente, se levantó y lavo los platos, dejando las copas por si decidían seguir tomando vino. Luego, tomo la botella y las copas con una mano, para con la otra, tomar de la mano a la rubia y llevarla hasta el living del apartamento. Se sentó en un cómodo sillón y sentó a la rubia a su lado, dejando la botella y las copas en la mesita de centro - aun no quiero irme a la cama - murmuro, observándola de reojo mientras serbia un poco de vino. La verdad era que no queria separarse de la menor, el cansancio no era más grande que su necesidad de estar con ella - hay mucho por decir - continuo hablando, en un tono suave y cariñoso, mientras le ofrecía la copa a Cocó, frunció el ceño y la miro a los ojos - no sé si puedas tomar vino - acepto con un poco de vergüenza, aun no entendía todo esto de la maternidad - si quieres, puedo traerte agua... o prepararte algún jugo - sin detenerse a pensarlo primero, levanto una mano y acaricio la mejilla de Cocó - me has pedido que te deje cuidar de mi - sonrió, recordando las palabras de la rubia - déjame hacer lo mismo por ti - la conversación habia cambiado de rumbo drásticamente, pero no se sentía con ánimo de seguir evadiendo sus sentimientos, a esas alturas, le era prácticamente imposible hacerlo - has estado sola mucho tiempo - su vos bajo una octava, dejando las copas de nuevo sobre la mesita y olvidándose de estas, cubrió el rostro de la rubia con sus manos, como minutos antes ella lo habia hecho con él, se acercó y deposito un tierno beso en la punta de su nariz - yo te necesito - acepto sin ninguna vergüenza, dejando efímeros besos en las mejillas de la rubia y en su frente - te prometo que no apresurare nada - acaricio las suaves mejillas con sus pulgares antes de permitirse posar los labios sobre los de Cocó, deleitándose con la suavidad de estos pero sin hacer ningún movimiento - no quiero agobiarte - murmuro, sin alejarse en ningún momento - pero desde que te vi abrir esa puerta... he decidido que ya no quiero alejarme nunca más de ti - y dicho esto, presiono un poco más los labios ajenos, entre abriendo la boca para cubrir los labios de la rubia, ladeando el rostro unos grados para poder profundizar mas el contacto.
Era todo lo que habia estado deseando desde que la vio abrir la puerta y, en ese momento, no habia nada que pudiera hacerlo más feliz...



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Cocó Di Leblanc el Lun 16 Jun - 18:51

Cocó estaba demasiado nerviosa. En el transcurso en el que él fue por la pizza se le vinieron demasiadas imágenes mentales de ellos dos hace años atrás. ¿Era realmente cierto que el destino los volvía a juntar?, parecía realmente que si. Todo parecía tal cual a aquella época con la una y exclusiva excepción de que ambos eran padres y solteros. En aquel momento por un instante, la rubia se permitió ser egoísta y pensar tan solo en ella y en él dejando de lado la preocupación de como estaría su hija en estos momentos al compartir habitación con Jacob.

La rubia acomodó sus utensilios de comida cuando se quedó sorprendida ante la reacción del menor, estaba mas que decidida en no decirle no a nada de lo que él fuera capaz de proponerle. Tomó la porción de pizza y la devoró casi en un instante, realmente sentía las ganas de llenar su estomago con cualquier cosa, él día había sido bastante agotador para Cocó quien se encontraba en demasiado desgaste físico desde que había vuelto a trabajar sin consentimiento de su familia. La chica dejó sus cubiertos sobre el plato cuando finalmente se sintió agotada de comer, no cabía mas nada en su estomago aunque la última aceituna de la pizza desde aquella posición de la caja en la que se encontraba la estaba tentando más de la cuenta. – vaya soy modelo y no me estoy cuidando lo suficiente.– le exclamó riéndose ante la situación observando como el castaño se dirigía hacía la cocina con los platos. Regresó a los minutos y por arte de tan solo verlo la rubia volvió a sonreír denotando sus brecha de dientes.

Se sentía demasiado nerviosa, el sudor de sus manos era demasiado evidente, cuando tomó su mano no se negó a entrelazar sus dedos juntos a los suyos, lo sigio con aquel recorrido corto hacía el sofá de la sala principal y se sentó allí hundiéndose sobre los cómodos almohadones. Se limitó a mirarlo profundamente, sus mejillas se sentía un tanto acaloradas como si de una pizca de niñez saliera a luz. –claro, puedo tomar vino, pero muy poco.– le aseguró tomando la copa con un tanto de nerviosismo, apenas apoyó los labios sobre la bebida cuando le estaba devolviendo la copa a su lugar sintiéndose un tanto interrumpida por la serenidad de la voz del mayor. –yo, también te necesito, es muy difícil estar de este lado ni me imagino lo difícil que es ser tú en estos momentos.– La rubia llevó sus manos hacía los costados del sofá dejándose llevar por las efímeras caricias del castaño sobre su rostro,entre abrió sus ojos y deleitó rápidamente el sabor de su boca. Al principio tenía miedo de morderlo, de no saber que hacer ante aquel beso, como si se le hubiera borrado de su memoria el saber dar aquel tipo de cariño, sin embargo rápidamente la rubia abrió su cavidad a medida que la sensación de inestabilidad iba avanzando. No quiso ser atrevida sin embargo avanzó su cuerpo contra el joven lentamente sin separarse del beso, dejó recaer su cuerpo encima del pecho de Gaël y a pasos apresurados intentó jugar con su lengua contra la suya.

La sensación era hermosa, podía volver a sus quince años de edad, como si aquella noche fuera la noche más especial de todas. Sus piernas se desplomaron sobre el sofá, la rubia llevó nuevamente una de sus manos a rodear el cuello del francés, le sonrió de costado separándose finalmente, rozando su nariz con la ajena. –Seguimos siendo el uno para el otro.– Le susurró despacio levanto su vista, sintiendo el choque de sus ojos con los suyos. –tú padre que se olvide de ti, porque ahora ni loca te dejaré volver a Francia, a menos que sea a mi lado.– le bromeó un poco quitando aquella vergüenza que sentía desde el principio. –Esta es tu casa, este es tú sofá.- suspiró levemente robándole un pequeño beso nuevamente. –esta soy yo y..– tomó la mano de Gaël y rápidamente la dirigió hacía su lado del corazón, apretó levemente su manos y le sonrió. –y este corazón sigue siendo completamente tuyo, me hiciste recordar que no hay nada muerto en mi.–
Cocó está demostrando demasiado de lo poco que podía llegar a quedar en aquel lugar recóndito de su cuerpo, ella había entregado su corazón al padre de su hija y lamentablemente él se lo había roto en mil pedazos, eran ahora de que ese corazón sea nuevamente entregado a alguien que realmente se lo merecía Gaël era el indicado, era quien sanaría todas las heridas de la menor, por su parte ella haría lo mismo, daría lo posible por volver a recuperar a aquel Francés de antes.  



____________________________________

avatar
Cocó Di Leblanc
universitarios miembros
universitarios miembros

Mensajes : 2217
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Connecticut

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Gaël Saint Clair el Dom 29 Jun - 19:19

Faltaba muy poco para que Gaël perdiera el control por completo, pero aun así estaba sacando a flote todo su autocontrol, aun cuando todo lo que queria hacer era tumbar a la rubia sobre su espalda y recordar aquellos dias en los que solían ser uno solo con tanta facilidad. La necesitaba, eso ya lo habia dejado claro, pero no queria apresurarse y llevarlos a estrellarse contra una pared imposible de atravesar, esta vez, Gaël estaba dispuesto a hacer las cosas bien.
El tacto de su lengua y la humedad de aquel beso le estaba costando caro al castaño, pero aun así tuvo sus manos en su lugar y se dedicó a disfrutar del momento, sabía que nunca nadie más podría hacerlo sentir de aquella manera, era Cocó quien tenía la capacidad de robarle el aliento. 
Aun no podia creer lo que estaba pasando. El ver a la rubia entre sus brazos, con aquella sonrisa y la luz de sus ojos, era mucho más de lo que podia haber estado esperando. Sonrió ante sus palabras y asintió, no pudiendo estar más de acuerdo en ello, pues era completamente consiente de que en su vida solo podrían existir dos mujeres; una ya no estaba con él y la otra, bueno, a esa sin duda que no la dejaría escapar - de eso no me cabe duda - fueron sus palabras casi susurradas, fijando su mirada en los labios de la menor y casi sintiendo el sabor de estos.
Pero lo que Cocó dijo a continuación lo que lo dejo casi sin respiración. Observando sus ojos supo que estaba hablando completamente enserio, la sinceridad destilaba de aquel azul que tanto amaba y eso hizo que su corazón casi se desbocara. Jamás podría describir con palabras como se sentía, pero no hacía falta, con la menor todo lo que tenía que hacer era dejarse llevar.
Levanto una mano para posarla sobre la mejilla de Cocó, su mirada siempre fija en los ojos de la rubia. Se inclinó y, sin decir nada más, poso sus labios sobre los de la menor. Este nuevo contacto fue muy diferente, ya habia escuchado por parte de la rubia todo lo que esta tenia para decirle, ahora era su turno de demostrarle a que nivel, él le correspondía a todos y cada uno de sus sentimientos; como no solo era ella quien se sentía de aquella forma.
La mano que aun tenia libre fue a parar a su cintura, deslizándola por debajo de delgada blusa, deleitándose con la suavidad de su piel en aquella parte de su cuerpo. Poco a poco su otra mano se deslizo por su mejilla hasta su cuello, y de allí, por el largo de su torso, esquivando por poco las curvas de sus pechos. Era increíble la forma en como todo su cuerpo se activaba al más mínimo contacto, sintiendo la delicada y tersa piel de la espalda de Cocó, mientras sus labios se deleitaban con aquel conocido sabor dulzón de los labios ajenos.
Se dedicó a adorar los labios de la menor, dejándose llevar por aquel momento, deleitándose con cada una de las caricias que se dedicaban. Si esa misma mañana le hubiesen dicho que cuando llegase a la que ahora era la casa de la menor terminaría entre sus brazos de aquella manera, seguramente hubiera admitido que no era más que un disparate. Pero ahora no podia creerlo menos posible y todo lo que deseaba era seguir así, que el tiempo se detuviera y no hubiera nada más que los separara.
Poco a poco se inclinó hacia adelante, apoyando su peso para hacer retroceder a la rubia hasta que estuvo de espalda en el sillón. Gaël se acomodó sobre ella, procurando no presionar todo su peso, aun en el calor del momento, intentando no presionarla aunque todo su cuerpo gritaba que lo hiciera.
Sus manos se perdieron en el valle que era su espalda, presionando sus dedos con suavidad mientras que sus labios casi devoraban los ajenos. Sabía que en algún momento tendría que detenerse, pero aún no. “Solo un poco más” se dijo mentalmente mientras sus labios bajaban hasta su cuello dejando un camino húmedo a su paso.
Estaba sumido en lo que pasaba que todo a su alrededor perdió importancia. Para él, lo único que existía en ese momento era el cuerpo que tan bien encajaba al suyo. El deleite que lo embargaba al tiempo que paseaba su lengua por aquella tersa piel.
Pero como era de esperarse, no eran solamente ellos dos. No podían disfrutar del tiempo como lo habian hecho tiempo atrás, y justo cuando Gaël queria creer en ello, un agudo chillido lo hizo detenerse, identificando enseguida de quien se trataba. Toda la escena se vio disuelta y el castaño todo lo que pudo hacer fue mirar a los azules ojos de Cocó y sonreírle con un deje de disculpa – creo que Jacob me llama – murmuro bajito antes de inclinarse y besar la frente de la menor, levantándose con pesar y dirigiéndose hacia donde su hijo, en ese momento, lo llamaba…



____________________________________

I love you, you never know...
When the daylight comes you feel so cold, you know... I'm too afraid of my heart to let you go... Waiting for the fire to light...
avatar
Gaël Saint Clair
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 31/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Not a friend,... Starting from the first moment that I saw you [Cocó]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.